Mueren 11 civiles por explosión en Afganistán
15 abril, 2017
Detienen a Javier Duarte en Guatemala
15 abril, 2017

Seguridad en la construcción

Es evidente que la seguridad en las obras de construcción es algo que obliga a todas las personas que participan en dicha actividad. La colaboración de patrones y obreros es algo esencial, porque de poco puede servir implementar medidas para ampliar la seguridad si luego no se cumplen debidamente las indicaciones realizadas por los especialistas.

No obstante, son los responsables de la construcción, aquellos que emprenden la actividad, los que más deben hacer por evitar que se produzcan condiciones peligrosas, porque en una obra se pueden producir cientos de incidentes que, a veces, acaban en daños humanos o materiales. Por eso, la obligación de la empresa para por cumplir una serie de objetivos como son conseguir un ambiente seguro de trabajo, implementar unas medidas de obligado cumplimiento y hacer que los trabajadores sean conscientes de la necesidad de cumplir esas medidas.
Evidentemente, la relajación por parte de la empresa en la toma de esas medidas es la situación más injusta e indeseada, porque expone a sus trabajadores a unos riesgos innecesarios. De ahí que existan especialistas legales como David Resnick & Asociados que velan por los derechos de los trabajadores de la construcción que se vean afectados por estos accidentes de carácter laboral.

Por eso, la empresa debe contar con una política escrita de seguridad en la que se especifiquen de forma concreta y clara las medidas que adoptará para que las condiciones de trabajo resulten seguras y saludables. Para la aplicación de esas normas es necesario contar con un encargado de su vigilancia y su cumplimiento. Esa seguridad debe cubrir aspectos muy diversos, como pueden ser:
• Impartir la necesaria capacitación a los trabajadores que vayan a trabajar en puestos de especial riesgo, como los andamios o el manejo de grúas.
• Establecer métodos seguros de trabajo ante situaciones de riesgo.
• Indicar las obligaciones en materia de seguridad de los obreros y supervisores.

Para organizar la seguridad en una obra también hay que cuidar una serie de actividades muy concretas, como:
• La construcción de instalaciones seguras del tipo de caminos de acceso, sendas peatonales o diferentes protecciones.
• Instalación de carteles de seguridad y aviso.
• Utilización de determinada ropa o equipos de seguridad, según el tipo de actividad.
• Pruebas periódicas de funcionamiento de aparatos elevadores, como grúas, cuerdas o poleas.
• Inspección de andamios y escaleras.
• Establecimiento de un plan de emergencia y evacuación.

Es imprescindible que la política de seguridad llegue hasta los propios trabajadores cuya seguridad tiene que asegurarse. En este papel cobra especial importancia la figura del encargado o supervisor de seguridad, que, lógicamente, debe contar con la debida cualificación. Entre sus deberes:
• Transmitir la información hasta los propios trabajadores.
• Organizar programas de formación en materia de seguridad.
• Realizar investigaciones y estudios de las posibles causas de enfermedades y accidentes de trabajo.
• Asesorar y dar respaldo técnico en materia de seguridad.
• Participar en las labores previas de planificación de la obra de construcción.

No debemos olvidar que el propio trabajador tiene la obligación de cuidar al máximo su propia seguridad y la de sus compañeros de trabajo.

Boletin
Boletin
Se presenta, tal cual la información es enviada por la fuente.