Peligra herencia cultural italiana por descuido y mala administración
23 mayo, 2015
incendios
Reportan más de 10 incendios activos en QR; piden ayuda del Fonden
23 mayo, 2015

Tanhuato, en la zona donde el CJNG produce drogas: funcionarios

Tanhuato
Tanhuato

En el rancho del Sol, en el kilómetro 370 de la autopista Guadalajara-Morelia, la Policía Federal enfrentó a presuntos integrantes de la delincuencia organizada y abatió a 42 de ellos. Foto Arturo Campos

Por Gustavo Castillo, Fabiola Martínez y Ernesto Martínez, reporteros y corresponsal

El municipio de Tanhuato, Michoacán, se localiza aproximadamente a tres horas de Morelia, la capital del estado, a dos de Guadalajara, Jalisco, y cercana a la zona de La Barca, donde en 2014 se localizaron 37 fosas clandestinas en las que se exhumaron los restos de más de 40 personas que fueron privados de la vida por integrantes del cártel Jalisco Nueva generación (CJNG).

De acuerdo con el gobierno federal, en el municipio de Tanhuato se registró el enfrentamiento en que fueron abatidos 42 hombres armados, presuntos integrantes del CJNG, aunque las autoridades de ese ayuntamiento indicaron que los sucesos ocurrieron en el municipio vecino de Ecuandureo.

La zona que integran los municipios de Tanhuato, Ecuandureo, Yurécuaro y La Barca forman parte de los corredores en los que miembros del CJNG en los estados de Jalisco y Michoacán mantienen centros de producción de droga sintética y transportan mariguana, señalaron funcionarios entrevistados.

En los dos años recientes, la organización que encabeza Nemesio Oseguera, El Mencho, se ha convertido en uno de los grupos más poderosos en el tráfico de estupefacientes en México, de acuerdo con información de la Procuraduría General de la República (PGR), y está al mismo nivel que el cártel de Sinaloa, que actualmente comanda Ismael El Mayo Zambada García.

El CJNG comenzó como grupo de sicarios que operaba a través de Ignacio Coronel Villarreal, quien formó parte de los líderes del cártel de Sinaloa, hasta que en 2010 fue abatido por efectivos del Ejército en el interior de una casa en el municipio de Zapopan.

Posteriormente, lo que se llamó el grupo de Matazetas se transformó en una organización criminal independiente a la que se sumaron ex integrantes del cártel de Los Valencia, algunos miembros de La familia michoacana y del cártel de Colima.

En cuanto a las acciones violentas en las que se ha visto implicada esta organización, de acuerdo con registros del gobierno federal, se encuentra el atentado que sufrió el 31 de octubre de 2012 Gustavo Garibay García, quien se desempeñó de alcalde de Tanhuato y quien fue acribillado en marzo de 2014.

El alcalde fue abatido por hombres armados cerca de su domicilio, y aunque había denunciado que era objeto de presiones por criminales, no tenía escoltas.

Asimismo, las autoridades federales estiman que el CJNG también estuvo involucrado en el homicidio cometido en febrero de 2014, cuando fue asesinado José Pedro Córdoba Aguirre, secretario general del ayuntamiento de Tanhuato.

En otros hechos ocurridos en este año, funcionarios federales señalaron que el CJNG estaría relacionado con la muerte del candidato de Morena a la alcaldía de Yurécuaro, Enrique Hernández Saucedo, quien también fue líder de autodefensas en la zona colindante con el estado de Jalisco.

Presuntamente, el candidato a alcalde –asesinado el pasado 14 de mayo– fue uno de los hombres que se opusieron a que los miembros delCJNG continuaran extorsionando a los propietarios de minas de arena y otros materiales que se producen en la zona.

El corredor que une los municipios michoacanos de Zamora, Jiquilpan, Sahuayo, Venustiano Carranza y Villa Mar con La Barca, Jalisco, ha sido marcado por la presencia del crimen organizado, y allí se han reportado múltiples secuestros, desapariciones,ejecuciones y enfrentamientos entre bandas delincuenciales.

En el caso de Villa Mar, al que sólo un puente separa del municipio de La Barca, Jalisco, es un lugar donde han baleado la alcaldía, desaparecido policías federales y han ocurrido enfrentamientos entre grupos criminales.

Según las estadísticas del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Tanhuato tenía uno de los índices de homicidios dolosos más bajos de la entidad y posiblemente del país. En 2014 y durante el primer cuatrimestre de este año reporta cero asesinatos intencionales.

En 2013 fueron denunciados cuatro homicidios dolosos con arma de fuego y cinco en otras circunstancias no precisadas por los datos compilados por la Secretaría de Gobernación, con base en los datos de la Procuraduría General de Justicia del estado. Un año antes, en 2012, tampoco hubo crímenes de ese tipo (sólo se registran tres en la clasificación de otros). En el último año del sexenio de Felipe Calderón, Tanhuato no tuvo ningún incidente fatal denunciado con arma blanca o de fuego.

A escala estatal, Michoacán registra este año una reducción significativa en la incidencia delictiva. A diferencia del año pasado cuando tenía casi siete puntos por arriba de la media nacional; de enero a abril de este año se han reportado en total 201 homicidios dolosos, que significan una tasa (casos por cada 100 mil habitantes) prácticamente igual que la nacional, de 4.32.

Michoacán se hallaba hasta abril por abajo de una decena de entidades con los mayores niveles de asesinatos. En 2014 tuvo 904, y hasta abril acumulaba menos de una cuarta parte.