Ralmex
En la UASLP del 2 al 4 de septiembre 3er. Coloquio RALMEX
1 agosto, 2015
Long
No hay cambio sin revolución en la cultura: Guillaume Long
1 agosto, 2015

Termina sin acuerdo reunión del ATP en Hawai

Por Afp

Washington. Los 12 países involucrados en las negociaciones para conformar una zona de libre comercio TransPacífico no lograron llegar a un acuerdo durante su reunión celebrada en Hawai y que culminó el viernes, indicaron los negociadores.

Según el representante especial estadunidense para el Comercio, Michael Froman, los países que intervinieron en las conversaciones decidieron continuar los diálogos a nivel bilateral para intentar superar sus diferencias.

Ninguna fecha ha sido fijada para sostener una nueva cita multilateral, lo que deja entender que aún persisten varios puntos sensibles de desacuerdo.

Este acuerdo, conocido por sus siglas ATP, incluye a Australia, Canadá, Chile, Brunei, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam, países que representan alrededor de 40 por ciento del PIB global. El acuerdo no incluye al gigante China.

Su objetivo es el de flexibilizar las barreras aduaneras y reglamentarias, así como armonizar las diferentes legislaciones para facilitar los intercambios comerciales.

“Tras más de una semana de reuniones productivas hemos logrado progresos significativos y seguiremos trabajando para intentar resolver un número limitado de asuntos y abrir el camino para concluir las negociaciones”, dijo Froman en una rueda de prensa en la que estuvieron presentes los 12 representantes de los países que negociaron en Maui, Hawai.

El gobierno del presidente estadunidense, Barack Obama, quería llegar a un rápido acuerdo para que el Congreso pudiera ratificarlo antes de la campaña presidencial de noviembre 2016. La administración Obama obtuvo en el Congreso, dominado por los republicanos, el procedimiento denominado “Autoridad de Promoción Comercial” (TPA), que obliga a los legisladores a votar a favor o en contra del texto del acuerdo en su conjunto, sin poder introducirle modificaciones. La Casa Blanca tuvo que llegar a esa situación ante la fuerte oposición legislativa, inclusive en sus propias filas demócratas. Todo atraso en alcanzar un acuerdo podría impedir su ratificación por el Congreso antes de las elecciones estadunidenses. Varias cuestiones dividían a los países negociantes antes de la reunión de Maui, como ser el acceso al mercado para diversos productos, especialmente lácteos, arroz y azúcar, así como cuestiones de propiedad intelectual, precios de los medicamentos y el acceso al mercado automovilístico, en especial el japonés.