Presenta Ejecutivo Iniciativa de Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos 2020
20 noviembre, 2019
Envía Áñez al Congreso proyecto para convocar a elecciones en Bolivia
20 noviembre, 2019

UASLP entrega Doctorado Honoris Causa a Óscar Hagerman Mosquera

La Universidad Autónoma de San Luis Potosí entregó el Doctorado Honoris Causa a Óscar Hagerman Mosquera, en sesión solemne del Consejo Directivo Universitario (CDU) celebrada en el Teatro del Centro Cultural Universitario Bicentenario, ante la comunidad universitaria que se dio cita en ese recinto.

Al recibir a Óscar Hagerman como parte de la comunidad de Doctores Honoris Causa de la UASLP, el rector Manuel Fermín Villar Rubio acompañado por el secretario de educación de gobierno del estado ingeniero Joel Ramírez Díaz y del secretario general de la Universidad, Dr. Anuar Abraham Kasis Ariceaga, entregó la medalla y el título de Doctor Honoris Causa al galardonado.

De la sesión fueron testigos cientos de estudiantes que se dieron cita en el teatro del Centro Cultural Universitario Bicentenario, estuvieron también el diputado Martín Juárez Córdova, presidente del Congreso del Estado y el magistrado Felipe Aurelio Torres Zúñiga.  Y por parte del jurado del Doctorado, el Mtro. Héctor López Aguado Aguilar, investigador de la UNAM y el Mtro. Sergio Alfredo Villalobos Saldaña, presidente de la Asociación Mexicana de Instituciones y Escuelas de Diseño Industrial.

En sus palabras, Villar Rubio destacó que la UASLP además de desempeñar sus funciones ha encontrado en la educación la razón para existir buscando la excelencia. Y señalo que la Universidad se ha convertido en un espacio transformador en donde la comunidad es el alma que da vida, por ello la UASLP encuentra una enorme coincidencia con la perspectiva del arquitecto Hagerman.

El rector destaco: “la trayectoria del arquitecto es un ejemplo a seguir pues es la entrega cotidiana la que debe favorecer a un bien común”. Por ello hizo la invitación a los jóvenes a valorarla. Añadió que hablar de la silla “arrullo” uno de sus proyectos más reconocidos representa un acto de responsabilidad y de revalorización individual de la vida. Así como del valor a lo simple. Y ese es el gran aprendizaje que ha obtenido este profesional para el desarrollo de la vida de las personas”.

Sobre su labor educativa, dijo que este profesional, hace un trabajo recíproco y logra motivar a los jóvenes, porque hablar del maestro Óscar Hagerman es apropiarse de la experiencia del otro para el beneficio común. Pues ha sabido expresar su filosofía y su visión así como su manera de vivir.

En su intervención ante la comunidad universitaria, Óscar Hagerman recomendó a los jóvenes que se trabaje para los más pobres, pues las personas con muchos recursos siempre tendrán arquitectos que les hagan sus casas bonitas. Y señalo: “Si ayudamos a los que menos tienen, así, solo así, podrán llegar contentos a su futura edad, pues hay que hacer cosas que sirvan para muchos años y que ayuden a que la gente viva mejor. Y esto debe hacerse en todas las profesiones y trabajos”.

El arquitecto Hagerman mostró algunas transparencias de la obra desarrollada a lo largo de su trayectoria profesional docente y sobre todo social. Y aseguró que la arquitectura no es una forma si no un lugar.

Mencionó que desde hace 40 años ha recorrido gran parte de la República Mexicana para conocer en donde habitan los mexicanos en las distintas zonas del país y mostró diversas características de las zonas rurales que están construidas con los materiales de cada una de las regiones. Añadió que ahora sus alumnos le ayudan en sus proyectos, pues su juventud les permite mucho trabajo.

Aseguró que la comodidad es algo que se puede transmitir a través del diseño y mostró algunas de sus sillas y lo que representa el trazo para que la gente esté cómoda.Agradeció a la Universidad por otorgarle el reconocimiento, el cual dedicó a su familia.

Y refirió que a estas alturas de su vida, está asombrado de todos los reconocimientos que le han hecho. Sostuvo que cuando se fue a trabajar a las comunidades, se olvidó un poco de la arquitectura y de los materiales. Agradeció a sus maestros en la UNAM entre ellos Félix Candela, de quienes dijo le enseñaron a ser un profesional. Reconoció que en las comunidades, como arquitecto estuvo sólo, pero siempre vivió acompañado por el pueblo y si familia.

Indico que en los pueblos, vio nuevas necesidades y que trabajó la arquitecta directa, por ello, asegura que aprendió a preguntarle a la gente sus necesidades.

Por último el nuevo doctor Honoris Causa de la UASLP se dijo afortunado y feliz, pues siempre estuvo cerca de las personas, de las que aprendió a ver cómo viven, sus gustos y su historia, algo que para muchos quizá no importe, pero para él representan algo esencial.

El aun maestro de la UNAM, definió la arquitectura como los lugares en donde comes, te reúnes con tu familia, platicas de tus sueños y esperanzas.
Donde la madre campesina hace las tortillas para su familia, el lugar en donde duermen los hijos pequeños cerca de los mayores.
Pues señalo que estas necesidades también aparecen en las grandes ciudades.

Al término de la sesión el galardonado firmó el libro de visitantes distinguidos y se tomó múltiples fotografías con estudiantes.

JSL
JSL