Trump asistirá a marcha antiaborto en Washington
22 enero, 2020
¡Vamos a volver!, sentencia el presidente en exilio de Bolivia
22 enero, 2020

Defensores de derechos humanos demandan al INM

Menor migrante a su paso por el Río Suchiate el 21 de enero de 2019. Foto Víctor Camacho

La Redacción 

Ciudad de México. El Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova (CDHFMC) presentó una demanda en contra del Instituto Nacional de Migración (INM) por revocarle su autorización de acceso a la Estación Migratoria “Siglo XXI”, en Tapachula, Chiapas, pese a haber un “contexto de crisis humanitaria” en la frontera sur.

A través de un comunicado –en el que adjuntó la firma de apoyo de decenas de organizaciones nacionales e internacionales–, el CDHFMC indicó que la citada revocación de su permiso de entrada “supone una grave limitación para su trabajo de defensa de los derechos humanos de las personas migrantes y refugiadas, más aún de aquellas que se encuentran ingresadas en un lugar de privación de libertad”.

El colectivo recordó que lleva más de 20 años monitoreando centros de detención migratoria, y que ha trabajado al interior de la Estación Migratoria Siglo XXI desde su apertura en el año 2006, “defendiendo durante este periodo a miles de personas mediante orientación jurídica, representación legal y acompañamiento psicosocial”.

Luego de que en noviembre de 2019 procedió a tramitar la renovación anual de su autorización de acceso a la Estación Migratoria Siglo XXI para fines de monitoreo de derechos humanos y de defensa de las personas detenidas, la organización civil recibió como respuesta el pasado 13 de enero un oficio remitido por la Dirección General de Control y Verificación Migratoria del INM en el que se notifica que dicho permiso queda denegado. Para argumentar la denegación de acceso, añadió el colectivo, el INM argumentó en su oficio que integrantes del CDHFMC “han incurrido en conductas poco profesionales al ingresar a espacios no autorizados y proporcionar información poco veraz que confunde a las personas extranjeras, además de no respetar los horarios establecidos para sus visitas.”

En su boletín, la organización recordó que “el INM ha intentado con anterioridad y en diversas ocasiones, bloquear el acceso a la Estación Migratoria Siglo XXI, siempre alegando razones de tipo burocrático, como hizo en la última ocasión en 2017, en la que el Tribunal Federal de Justicia Administrativa decretó medidas cautelares que obligaron al INM a permitir de nuevo el acceso”.

Este último episodio, recalcó, “sucede tras un año 2019 en el que sucedieron multitud de irregularidades y violaciones a derechos humanos” en la mencionada estación migratoria, como “extremo hacinamiento del centro, graves problemas de salud e higiene, intentos de evasión y amotinamientos reprimidos por la fuerza, intentos de suicidio y hasta la muerte en aislamiento de una persona de nacionalidad haitiana”.

Como consecuencia, dijo el CDHFMC, se ha interpuesto una demanda de juicio de nulidad ante el Tribunal Federal de Justicia Administrativa en Tuxtla Gutiérrez, solicitando medidas cautelares que garanticen de inmediato el ingreso al centro de detención.

De igual manera, la organización también ha emitido una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y ha comunicado el incidente al Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, como organización amparada bajo éste.

Por todo lo anterior, el CDHFMC le exigió al Instituto Nacional de Migración y a la Secretaría de Gobernación que eviten desacreditar su labor de defensa de derechos humanos y autoricen de nuevo y de inmediato su capacidad de acceso a la Estación Migratoria Siglo XXI.

Asimismo, les exigieron que se mejoren en general las condiciones de acceso de las organizaciones de la sociedad civil que monitorean los centros de detención migratoria, agilizando las autorizaciones, ofreciendo espacios adecuados de trabajo y de contacto con las personas detenidas, garantizando la intimidad y confidencialidad.

JSL
JSL