PC Estatal de SLP reporta saldo blanco durante festejos guadalupanos
13 diciembre, 2019
‘Jornaleros’ reciben galardones del Premio Nacional de Periodismo
13 diciembre, 2019

La Virgen de Guadalupe, una “detenida más” de la era antimigrante en EU

Composición de la artista Katie Jo Suddaby

Redacción Sin Fronteras

Todo comenzó cuando la artista, Katie Jo Suddaby, famosa por sus Mandalas y composiciones hechas en arena, estaba viendo las imágenes por televisión. En las imágenes, los agentes de Inmigración y Aduanas (ICE) esposaban a unos migrantes para llevárselos arrestados:

“Fue la forma en que los hombres y mujeres migrantes apartaban avergonzados las miradas del resplandor de las cámaras de televisión. Todo coincidía con el arco de oración representado en las imágenes tradicionales de la Virgen de Guadalupe”, recordó Katie durante unas declaraciones al diario The Philadelphia Inquirer.

“Poniendo a la Virgen Madre en esa posición, asumiendo el sufrimiento de los refugiados, fue mi inmediata respuesta”, añadió Suddaby,

“Quería decir, si miras, puedes ver el espíritu de Dios, las huellas digitales de Dios, en las personas que no tienen nada y quien necesita ayuda.”

Las imágenes de los migrantes fueron así el inicio de una obra que convirtió a la Virgen de Guadalupe, la imagen más venerada por millones de mexicanos y de migrantes en EU, en una “arrestada más” por los agentes de “la migra”.

La obra de la Virgen fue algo efímero ya que se formó en la arena, en una Mandala que la artista se encargó de crear y destruir de forma secuencial. La Mandala, un arte de profundo contenido espiritual e inspiración budista, es para muchos la expresión de un imaginario colectivo que, podría decirse, hoy se debate entre la crueldad y la compasión frente al drama de la comunidad migrante.

Aunque la imagen de la Virgen María fue creada hace dos años, su reaparición en redes sociales vuelve a coincidir cada 12 de diciembre, justo cuando millones de peregrinos le rinden tributo hacia ambos lados de la frontera. Desde la Basílica de Guadalupe, en la Ciudad de México, hasta las Iglesias católicas en Los Angeles, Chicago, Nueva York o Filadelfia, la plegaria de los migrantes es la misma: “no nos abandones Virgen. Protégenos de la migra”.

La imagen de la Virgen de Guadalupe es, para millones de migrantes, un escudo protector. Un amuleto de la suerte que uno puede ver en los ventanales comerciales de grandes ciudades en Santa Ana, California, o en Nueva York. Pero, además, su imagen parece flotar en los parabrisas de automóviles, en las entradas de miles de hogares hispanos o latinos y hasta en las hebillas de cinturón de miles de jornaleros que todos los días levantan edificios o participan en la pista del tomate, la fresa o la manzana en Ohio, California, Florida o Georgia.

JSL
JSL