Alerta Condusef de empresas financieras fraudulentas
14 octubre, 2018
Abrirán 19 minas de oro en México: Camimex
14 octubre, 2018

Con llenos totales, Les Ballets de Montecarlo triunfa en el Cervantino

Les Ballets de Montecarlo cautivó con su versión del ‘Lago de los Cisnes’ en el Festival Internacional Cervantino. Foto Facebook Ballets De MonteCarlo

Fabiola Palapa Quijas, enviada 

Guanajuato. Con lleno total en tres funciones en el Auditorio del Estado, con un aforo para 1800 personas, la compañía Les Ballets de Montecarlo finalizó este sábado su participación en el 46 Festival Internacional Cervantino, donde presentó LAC, una versión contemporánea del Lago de los cisnes, que mostró los claroscuros de la vida.

En la obra del coreógrafo y director de la compañía, Jean Christophe Maillot, los bailarines representan no sólo una historia de amor, también la naturaleza humana que se debate entre el bien y el mal; lo blanco y negro; lo sensual y erótico contra el candor y la pureza.

La propuesta de Maillot comenzó con un prólogo, una especie de película, que permite al público ubicar a los personajes principales, el Rey, la Reina, el príncipe, una joven cercana a la familia, y su majestad la Noche, con su hija.

El bailarín An Jaeyong inició las primeras escenas de la pieza en el papel del príncipe, sin embargo se lastimó el pie y fue sustituido por Urban Matej. El incidente ocurrió cuando ya se habían presentado a todas las pretendientas en el palacio y de pronto se cerró el telón, el director francés salió en el escenario para explicar lo sucedido y que la función seguiría con un príncipe diferente pero con la misma historia.

La compañía de neoclásico mostró profesionalismo y en breve en el escenario apareció Matej para darle vida al príncipe y su lucha interna entre el amor o la pasión, el cisne blanco o el negro. La obra de Maillot, basada en el clásico con música de Tchaikovski, fue un gozo para todos los sentidos, la técnica de los bailarines, la fuerza expresiva de los protagonistas, como la dama de la Noche, el vestuario colorido de todos y los guantes del cisne blanco, cuyos movimientos dibujados en el aire parecen las alas abiertas del animal.

Sobre su propuesta realizada en tres actos, el coreógrafo ha comentado que es una analogía entre el día y la noche o entre la vida y la muerte para llegar al renacimiento. Los cisnes de Maillot representan las pulsiones humanas, el blanco es la pureza y se relaciona con el amor, y el negro es el deseo, la parte sexual.

LAC, que se estrenó en 2011 en el Grimaldi Forum-Mónaco, se realizó en colaboración con el escritor Jean Rouaud, quien mantuvo la esencia de la obra original, un príncipe que busca el amor y unos padres que desean que su hijo se case y sea feliz, pero la historia tiene un giro diferente cada vez que aparece la dama de la Noche, que simboliza todo aquello que el hombre en su inconsciente desea.

Jean-Christophe Maillot comprobó que un clásico como El lago de los cisnes puede renovarse y atraer a niños y jóvenes al ballet, porque el Auditorio del Estado estuvo abarrotado en las tres funciones que ofreció Les Ballets de Montecarlo, que fue ovacionado por varios minutos al finalizar su presentación en el Festival Internacional Cervantino.

JSL
JSL