La economía crecerá este año más de 2%: Marcos Ramírez
22 agosto, 2017
SCT aún no ha señalado responsables de socavón: Ruiz Esparza
22 agosto, 2017

Detienen al director ruso Serebrennikov bajo sospecha de fraude

El Kremlin siempre ha negado que el caso contra Kirill Sebrennikov obedezca a razones "políticas". En la imagen, dirige un ensayo en el Teatro Bolshoi el 27 de junio, en Moscú. Foto Ap

Afp

Moscú. El director de teatro ruso Kirill Serebrennikov fue detenido este martes bajo sospecha de malversación de fondos públicos en un caso muy criticado por representantes del mundo de la cultura en Europa, que ven en el arresto un ataque contra las obras, a veces perturbadoras, del realizador.

Serebrennikov, de 47 años, es cineasta, además de director artístico del Centro Gogol, un famoso teatro contemporáneo de Moscú, y ha presentado películas en los festivales de Cannes y de Venecia.

Es sospechoso de «fraude a gran escala», un delito sancionable con diez años de cárcel, precisó en un comunicado el comité de investigación, vinculado al Kremlin.

Su abogado indicó a la agencia Ria-Novosti que había sido arrestado durante un rodaje en San Petersburgo, de donde fue llevado a Moscú, donde tendrá que ser inculpado formalmente antes de que una corte decida si decreta detención preventiva o arresto domiciliario contra él.

Según los investigadores, Serebrennikov es sospechoso de haber «organizado la malversación de al menos 68 millones de rublos» (algo menos de un millón de euros) asignados por el Estado entre 2011 y 2014 al proyecto Plataforma de su anterior compañía teatral, Studio 7.

El director, que hasta la fecha era únicamente testigo, rechazó en junio las acusaciones, que consideró «una situación absurda y esquizofrénica».

Según él, los investigadores lo acusan de haberse beneficiado de fondos públicos para el montaje de ese espectáculo, que nunca tuvo lugar, cuando en realidad sí que se representó durante tres años y que una de las obras, el Sueño de una noche de verano, fue llevada a escena más de 100 veces.

Kiril Serebrennikov ganó en 2016 el premio François Chalais en Cannes por su película El discípulo y su último filme, Traición, compitió en la Mostra de Venecia.

El Centro Gogol, dirigido por él, fue blanco en el pasado de numerosas críticas de los defensores de una ortodoxia teatral y del ministerio de Cultura por la audacia de sus obras.

Protestas en Europa

En mayo, se llevaron a cabo registros en el domicilio del director, lo que desató protestas en los círculos culturales rusos y extranjeros pero también mensajes de apoyo de actores, como la francesa Isabelle Huppert.

Actores y directores de teatro franceses, como el director del Festival de Aviñón, Olivier Py, denunciaron en una carta publicada en el diario Libération el «trato inadecuado» reservado a este «provocador genial de la escena teatral y del cine ruso [que] paga dolorosamente su libertad de creación».

El Kremlin siempre ha negado que el caso contra Kirill Sebrennikov obedezca a razones «políticas». Interpelado por un actor en una ceremonia pública acerca de este caso, el presidente ruso, Vladimir Putin, habría calificado de «imbéciles» a los responsables de la investigación, según un periodista del diario Kommersant que estaba allí presente.

Las autoridades confiscaron recientemente el pasaporte al director, aunque en septiembre debería trasladarse a Stuttgart para montar una versión de la opera Hansel y Gretel.