Balacera cerca de una zona escolar en Azcapotzalco
3 noviembre, 2017
Premia Facultad del Hábitat de la UASLP a ganadores de Concurso de Mural
3 noviembre, 2017

Inauguran vestíbulo en el Templo Mayor

Esculturas afuera del Templo Mayor. Foto José Antonio López

Gabriela Romero y Carlos Paul

Ciudad de México. Con la finalidad de facilitar el acceso al museo y la zona arqueológica del Templo Mayor, fue inaugurado la mañana del viernes un nuevo vestíbulo, que también servirá como un espacio introductorio al sitio prehispánico.

Asimismo, se inauguró dentro del Museo del Templo Mayor la exposición titulada Revolución y estabilidad, que reúne unas 10 piezas representativas, divididas en 10 módulos, para conmemorar los 40 años del proyecto arqueológico Templo Mayor (que se cumplen en 2018); y los 30 años de la creación de dicho espacio museístico.

Durante el acto, en el que estuvieron presentes María García Cepeda, titular de la Secretaría de Cultura federal, Diego Prieto, director del Instituto Nacional del Antropología e Historia (INAH), Patricia Ledezma, directora del museo y el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, entre otros funcionarios; el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa señaló que el Templo Mayor es un símbolo que “nos anima a seguir en la labor de significación y reconstrucción de la Ciudad de México”.

Expresó que para la rehabilitación del Centro Histórico el gobierno capitalino ha trabajado de manera coordinada con la secretaría de Cultura del gobierno federal de forma muy productiva, toda vez que ese espacio prehispánico “nos debe llenar de orgullo y motivación para la labor de reconstrucción”

Mancera Espinosa comentó que “ya se está trabajando en la iluminación (nocturna) del Templo Mayor”.

Al respecto Matos Moctezuma comentó que hace 30 años, durante la pasada visita de los reyes de España al sitio, “se tiene todo un cableado”, pues en ese momento de su visita se iluminó. “Sin embargo, ahora se trata de utilizar nuevas tecnologías, con las que colaborará el gobierno de la Ciudad de México”.

“Pensamos que ello va a ser formidable. Desde luego se han tomado las medidas adecuadas, como se hizo en aquel entonces, para que la zona arqueológica luzca, pero también que no sea afectada, pues se requiere de un tipo especial de luz”, explicó el reconocido arqueólogo.

“Eso será otra alternativa para que se puedan realizar visitas nocturnas”, agregó. “Aún no se sabe cuándo se concluya el proyecto, porque se encuentra en manos del gobierno de la ciudad, pero lo que sí sabemos es que ya están trabajando en ello”.

El nuevo vestíbulo o acceso se inauguró junto con la Plaza Manuel Gamio, la cual se denominó así en memoria a la labor de ese primer reconocido arqueólogo, sitio donde se encuentran maquetas didácticas del Templo Mayor.

En el nuevo vestíbulo, ahora el visitante se hallará no sólo frente a las ruinas del templo que representaba la visión dual sobre el cosmos y el poder del imperio mexica, sino también podrá apreciar diversos hallazgos resultado de las recientes excavaciones, estudios y labores de construcción del nuevo acceso.

Se podrá apreciar, por ejemplo, una sección del Cuauhxicalco, “lugar del recipiente águila”, una estructura circular de aproximadamente 17 metros de diámetro y decorada con esculturas en forma de serpiente.

La exposición Revolución y estabilidad, se divide en 10 módulos, en los que se exponen unas 100 piezas representativas de los hallazgos y estudios durante 40 años. Entre los temas se encuentran: La muerte en los rituales mexicas, Proceso de estudio del ADN en el Templo Mayor, Flora y fauna en las ofrendas y Reliquias, estilos y trofeos de guerra, entre otros.

JSL
JSL