soldado
Arrestan al primer ex soldado británico por “Domingo Sangriento”
10 noviembre, 2015
embajadora
Avanza nominación de Jacobson como embajadora en México
10 noviembre, 2015

La lectura, quinta actividad preferida para el tiempo libre

lectura

La lectura se elige después de la práctica de algún deporte, la convivencia familiar o con amigos, y escuchar música, apenas por encima de los que navegan en Internet, según la Encuesta Nacional de Lectura y Escritura 2015. La imagen, en la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil, en el Centro Nacional de las ArtesFoto María Luisa Severiano

Por Mónica Mateos-Vega

En México, leer es la quinta actividad preferida para pasar el tiempo libre de la población de entre 12 y 29 años, muy por debajo del 52.9 por ciento que elige, en primer lugar, dedicar sus momentos de esparcimiento a ver televisión.

La lectura se escoge luego de la práctica de algún deporte, la convivencia familiar o con amigos, y escuchar radio o música, apenas por encima de los que gustan de navegar en Internet.

Así lo indica la Encuesta Nacional de Lectura y Escritura 2015, que ayer dio a conocer el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), la cual sustenta que los mexicanos leen en promedio 5.3 libros al año, de los cuales 3.5 son leídos por gusto y 1.8 por necesidad, datos que en opinión de Marina Núñez, directora de Publicaciones del Conaculta, no pueden ser contrastados con anteriores estadísticas pues en esta ocasión se utilizó una metodología diferente.

Una de las novedades de ese estudio es que se midieron también las prácticas de escritura: se determinó que a alrededor de 32 por ciento de los mexicanos les gusta escribir y a 35 por ciento no.

Se aplicaron 5 mil 845 cuestionarios en el país, que se dividió en seis regiones y tres zonas metropolitanas, por lo que la dependencia señala que se puede hablar de resultados que reflejan la media nacional, lo cual permitirá definir metas y estrategias concretas del Plan Nacional de Lectura y las políticas respectivas, dijo el presidente del Conaculta, Rafael Tovar y de Teresa.

¿Qué leen los que leen? Según la encuesta, principalmente libros (57.3 por ciento) y periódicos (55 por ciento), seguidos de los que prefieren la lectura de sus redes sociales como Twitter y Facebook (44.9 por ciento).

Marina Núñez aclaró que en varios resultados los porcentajes no suman cien, pues hubo respuestas múltiples.

Respecto del formato en que se leen los libros, 86.6 por ciento dijo hacerlo en impreso y sólo 3.3 por ciento prefirió las obras digitales.

Más de la mitad de los encuestados (54 por ciento) consultan a diario sus redes sociales, mientras 96 por ciento, al leer periódicos y revistas, prefieren los formatos impresos.

También se indagó acerca de la presencia de libros en los hogares mexicanos: alrededor de 48 por ciento dijeron contar con entre nueve y 74 libros impresos, excluyendo textos escolares (que están presentes en 45 por ciento de las viviendas); en casi una tercera parte de los hogares hay cinco o menos libros.

Predominio de temas religiosos

¿Qué tipos de libros hay en las casas de los habitantes del país? Sin contar los de texto, predominan las obras de temas religiosos (41.4 por ciento); siguen los cuentos, las enciclopedias, los de historia, novelas y recetarios.

La mayoría de las personas encuestadas (73 por ciento) afirmaron que leer es una actividad fácil, y entre las limitantes específicas para ponerse a leer mencionaron principalmente la ausencia de una biblioteca o de un lugar de fomento a la lectura cercanos, así como la falta de tiempo.

Entre los hábitos de lectura, la encuesta destaca que más de 80 por ciento mencionaron no leer mientras comen, no leer más de un libro al mismo tiempo y no leer con la radio encendida.

El 47 por ciento dejan la lectura de sus libros a la mitad, mientras 40 por ciento toman notas o subrayan y 39 por ciento buscan información complementaria.

Los más jóvenes son los que afirmaron que leen más que antes, mientras los entrevistados de mayor edad reconocieron que leen menos. Un mayor nivel de estudios y mayores ingresos también se asocian con personas que reportan leer más que antes.

Únicamente 3.4 por ciento de la población mexicana lee en alguna lengua indígena (cuando 11.9 manifestó que durante la infancia en casa se hablaba una de ellas), siendo el náhuatl, maya y mixteco las más mencionadas en este rubro.

El 11.4 por ciento de los entrevistados lee en inglés, francés o portugués.

Entre los lectores de libros, 86 por ciento declararon hacerlo exclusivamente en papel y preferir las novelas (36 por ciento), seguidas de los textos religiosos (34.6), los cuentos (31.6), los de historia (28.4), la poesía (16.9) y científicos (14.2).

La forma más común que tienen los lectores de libros para obtener su material de lectura es mediante la compra (la mayoría en librerías, por encima de ferias del libro o tianguis), según lo reportado por casi 60 por ciento de los informantes.

Los libros obsequiados y/o prestados son la segunda forma más común de obtenerlos.

Mensajes en redes sociales y chats

El reporte aclara que en la encuesta, la pregunta alusiva a libros leídos al añosólo se aplicó a los entrevistados que reportaron un gusto por la lectura mayor a uno, y que “en todas las estimaciones de libros leídos al año que se presentan, se consideran todos los informantes, imputando un valor de cero libros leídos a aquellos que reportaron que no les gusta leer.

El resultado es que en México se leen en promedio 3.5 libros por gusto al año. Alrededor de 30 por ciento de la población lee cuatro libros o más al año, mientras un porcentaje similar no leyó un solo libro.

El libro más leído el reciente año, según mencionaron los encuestados, fue La Biblia, seguido por Cincuenta sombras de Grey, Cien años de soledad de Gabriel García Márquez, El Principito de Antoine de Saint-Exupéry, Crepúsculo de Stephenie Meyer, y Juventud en éxtasis de Carlos Cuauhtémoc Sánchez.

Respecto de la escritura, 46 por ciento de los consultados respondieron que su actividad más practicada es la redacción de mensajes de celular; “es de destacar que las actividades en cuarto y quinto lugares son ambas producto de la comunicación digital: mensajes en redes sociales y chats”.

La Encuesta Nacional de Lectura y Escritura 2015 del Conaculta, que contó con el apoyo del Centro de Investigaciones Académicas y Sociales del Instituto Politécnico Nacional, el Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe, el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) y Funlectura, así como varios investigadores y especialistas, indica que más de la mitad de la población (56 por ciento), utiliza Internet.