Colombia: denuncian enfrentamientos entre las FARC y desertores
20 enero, 2017
Incineran cinco toneladas de droga en BC
20 enero, 2017

‘Los hambrientos’, la alimentación como sistema de control social

En la obra ‘Los hambrientos’, que se presenta en la Casa del Lago, se articula una crítica a los corporativos productores de alimentos. Foto Yazmín Ortega Cortés

Carlos Paul

Ciudad de México. La alimentación contemporánea como un sistema refinado de control social, es el tema que se desarrolla durante el montaje Los hambrientos, “ensayo escénico” del colectivo TeatroSinParedes, que se estrenó en la Casa del Lago Juan José Arreola, de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Se trata de un proyecto de investigación escénico-documental inspirado en el concepto de biopolítica del filosofo francés Michel Foucault (1926-1984), según el cual el control sobre los individuos y la sociedad, no sólo se efectúa mediante cierta ideología política, sino también mediante la alimentación.

A través de videos documentales, datos duros, cápsulas científicas, actos performáticos e irónicas dramatizaciones, en Los hambrientos se articula una crítica a los corporativos productores de alimentos, al tiempo que propone una reflexión sobre lo que niños y adultos consumimos en la vida cotidiana.

La puesta en escena, dicen los creadores escénicos, “busca demostrar que la alimentación es un sistema de control social y que lo que comemos determina lo que pensamos”.

“El sistema capitalista ha llegado al punto de controlar a los individuos biológicamente, generando mecanismos de opresión incluso a nivel celular. ¿Dónde quedó entonces la libertad cuando ya no tenemos idea de lo que estamos comiendo?”, cuestionan los creadores.

El tema enmarca así lo biológico y químico, lo ético, lo político y lo económico. La alimentación como sistema de control social, en el capitalismo, es una cuestión muy sofisticada, explica Psalmon, “pues la particularidad de ese sistema de control es que ha sabido disfrazarse de bienestar, libertad, progreso y democracia para cumplir sus objetivos. Ese refinamiento tienen un solo propósito, una sola obsesión: volvernos consumidores dóciles, productivos y obedientes”.

Los hambrientos se presenta en la Casa del Lago (primera sección del Bosque de Chapultepec), con funciones viernes, a las 20 horas, sábados y domingos a las 18 horas. Para acudir a cualquiera de las funciones es indispensable traer alimentos y/o bebidas para compartir.