UNAM
Mejorar calidad de la educación de la UNAM, retos: Bolívar Zapata
7 octubre, 2015
luna
Inicia Cervantino con entrega de Presea FIC a Alejandro Luna
7 octubre, 2015

Picasso, más allá de una manía, exposición en París

Picasso

Por Dpa

París. Pablo Picasso está considerado como una de las grandes figuras de la cultura del siglo XX; prácticamente ningún pintor, escultor o diseñador ha influido tanto a en la cultura contemporánea como el maestro español del Cubismo. Y para rendirle homenaje, el Grand Palais de París le dedica una gran exposición que podrá visitarse hasta el 29 de febrero.

Englobadas bajo el título «Picasso.Mania» podrán verse más de 100 obras del pintor enfrentadas a otras 300 de artistas de nuestro tiempo como Jeff Koons, Paul McCarthy, Roy Lichtenstein, Georg Baselitz, Sigmar Polke o Adel Abdessemed.

Da igual si su obra gusta o no, lo importante es que «no deja indiferente», declaró a «France 3» la nieta del pintor Diana Widmaier-Picasso. Es impresionante observar cómo su imaginario ha influido en la obra de muchos de los pintores contemporáneos más grandes.

Recientemente, una exposición de más de 200 trabajos de 87 artistas en Hamburgo, Alemania, dejaba clara la afinidad de los éstos por el trabajo del autor del «Guernica».

Y, ¿por qué precisamente Picasso? El pintor malagueño probó una cantidad enorme de estilos durante más de 60 años, afirmó la administradora Emilie Bouvard. Realizó su primera obra con 14 años, y continúo haciéndolo hasta los 90. Los expertos calculan que su obra completa consta de unas 50 mil piezas.

«Las Señoritas de Aviñón», pintado en 1907 y el «Guernica», del 37, son algunas de las piezas centrales de la obra del pintor. Pero ninguna de estas dos obras maestras estarán expuestas en París.

Un ejemplo de esta confrontación es el de Robert Colescott. El pintor afroamericano, fallecido en 2009, transformó a las mujeres desnudas que descansan en una lavandería en doncellas culturistas de color negro de Alabama.

Otro ejemplo podría ser el «¿Quién teme al lobo feroz?» de Adel Abdessemed, una gigantesca estructura creada a base de muñecos de peluche en clara referencia al antibelicista «Guernica». En respuesta a las metamorfosis de las formas del artista malagueño, Miquel Barceló presenta una escultura de un animal distorsionada y Thomas Houseago una figura de yeso de tamaño monumental.

Sin embargo, el camino para el artista no siempre fue fácil.

Durante muchos años no fue para nada un modelo a seguir. «Entre los años 60 y 80 fue fuertemente rechazado y se vio incluso obligado a retirarse de la admiración de Marcel Duchamp», explica Bouvard. Sólo con la llegada del centenario del pintor, la situación dio la vuelta.

Artistas contemporáneos como Andy Warhol, David Hockney o Jean-Michel Basquiat colaboraron mucho en este cambio de mentalidad.

El de París no es el único museo que está colaborando con su apoyo y exposiciones a la «Picassomanía». El Museo de Picasso de París celebra a partir del 20 de octubre el 30 cumpleaños de la institución con nuevas exposiciones, lecturas, conciertos y conferencias.