Falleció Ignacio Padilla; deseaba que sus cuentos hablaran de él
21 agosto, 2016
Tras ataque de golpeadores, campesinos reponen plantón
21 agosto, 2016

Redime una ópera a viuda española por su fallida restauración de un Ecce Homo

Versión deteriorada de Ecce Homo, obra del siglo XIX, del pintor Elías García Martínez, en la Iglesia de Borja en Zaragoza en imagen del 28 de agosto de 2012. Cuando una anciana viuda en un pequeño pueblo español decidió restaurar un antiguo fresco de Cristo, el resultado fue tan desastroso que se hizo viral y se convirtió en un hazmerreír mundialFoto Afp

Afp

Madrid.

De villana a heroína: la restauración de una pintura de Cristo convirtió a una anciana española en el hazmerreír mundial, pero su obra disparó el número de visitantes a su pequeño pueblo e inspiró una ópera.

La viuda Cecilia Giménez ganó una dudosa fama mundial a mediados de 2012, cuando se propagó como pólvora por Internet su restauración de un fresco pintado por un artista local sobre la pared de un santuario barroco en Borja, en el noreste de España.

La cabellera con aspecto de pelaje de mono, la boca difuminada y la nariz mal perfilada nada tenían que ver con el original eccehomo de trazos finos que Elías García Martínez hizo en 1930.

La fallida restauración de la artista aficionada hizo las delicias de los internautas, que compartieron numerosas imitaciones por el mundo entero, a partir de retratos de famosos, como Michael Jackson y Homero Simpson.

Ahora con 85 años, Giménez ve cómo su obra ha puesto a su pueblo en el mapa mundial, se imprime en camisetas y tazas y es tema de una ópera, que este sábado será presentada de forma parcial en Borja.

Dos amigos estadunidenses vieron la historia en 2012 y decidieron crear una ópera. Aún sin haber sido estrenada en su totalidad, se titulaBehold the Man (He aquí el hombre),las palabras que habría dicho el gobernador romano Poncio Pilato a Cristo poco antes de su crucifixión.

Es un híbrido, tiene música de Bach, cantos gregorianos y también incluye algunos números que suenan como Lady Gaga o Frank Sinatra, dice Gregory Flack, el dramaturgo que escribió la ópera junto al compositor Paul Fowler.

Fragmentos de la obra fueron interpretados el sábado en Borja por un coro local y cantantes profesionales de la zona, en la plaza adyacente a la iglesia donde está el fresco restaurado.

Cecilia Giménez estará sentada en primera fila, recuperada de la humillación mundial que sufrió años atrás.

Turismo en alza

Ella tuvo que hacer terapia, indica Flack, quien conoció a Giménez y su familia en los múltiples viajes que hizo a Borja durante la escritura de la ópera. El sábado el estadunidense también estará entre el público.

Se trataba de un fresco en la iglesia de su pueblo, al que le tenía aprecio, y nadie le prestaba atención. Cuando ella comenzó a restaurarlo, no quedaba ya casi nada del fresco original. Sólo trataba de ayudar, señala Flack.

Así que cuando cobró notoriedad mundial y fue objeto de burlas, ella se sintió muy mal, dice el dramaturgo.Ahora siente que ha sido como un milagro, acota.

Asegura que él y Fowler idearon la ópera como una historia de redención, mucho antes de que efectivamente la popularidad de la restauración delEcce Homo redimiera a la viuda española.

Yo sabía que ella iba a pasar a ser de villana a héroe, agrega.

El alcalde de Borja, Eduardo Arilla Pablo, confirma el interés generado por el Ecce Homo. Desde el incidente, más de 170 mil visitantes han llegado al pequeño pueblo de 5 mil habitantes, que solía estar fuera de las habituales rutas turísticas.

Antes de 2012, el Santuario de Misericordia, donde se paga dos euros para ver la pintura restaurada, no tenía turismo fijo, según las autoridades de la localidad.

“El objetivo es que a través delEcce Homo se conozca a Borja, el patrimonio monumental y natural que tenemos, y que sea uno de los ganchos turísticos para visitarnos”, expresa Arilla Pablo.