Pedro Infante, «posible símbolo de lo mexicano», cumpliría 100 años
17 noviembre, 2017
Se desperdician en México 20.4 millones de toneladas de alimentos al año
17 noviembre, 2017

Anula el TAS multas a México por grito ¡eeeh puto! en estadios

Ha desatado polémica el comportamiento de la afición mexicana durante los juegos de la FIFA en el estadio Azteca. Foto Jam Media

Erendira Palma Hernández

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS, por sus siglas en francés) dio un espaldarazo el jueves a la Federación Mexicana de Futbol (FMF) al anular dos multas por el polémico grito ¡eeeh puto! que lanzan los aficionados del Tri contra los arqueros de los equipos rivales.

El organismo señaló en su dictamen que la intención de los seguidores mexicanos no era la de ofender o discriminar a una persona en concreto. No obstante, reconoció que el grito puede ser considerado discriminatorio y ofensivo por su propia naturaleza, por lo que no debe ser tolerado en los estadios.

Agregó que la sanción apropiada para cada caso era una advertencia y no una multa y, por tanto, se modificó la decisión de la FIFA. Sin embargo, esta advertencia implica que si se repite una conducta similar, sanciones más severas deberían ser impuestas a la FMF.

Después de un análisis, el TAS concluyó que el controversial grito puede ser considerado como conducta impropia y que el ente rector del balompié mexicano es responsable. Sin embargo, indicó, una serie precedente de circunstancias hicieron creer a la FMF que el canto no infringía el código disciplinario de la FIFA.

Héctor Salinas, doctor en ciencias políticas y sociales por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), consideró que la resolución del TAS está hecha a modo para quedar bien con todos aunque en realidad no queda bien con nadie, además de que se contradice a sí misma.

La resolución dice que el grito por su propia naturaleza es homofóbico y ofensivo, pero señala que los mexicanos no lo gritan por querer ofender. Pareciera que este tema es un juego para ellos y sólo pierden credibilidad, apuntó el encargado del área de diversidad sexual en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México.

Añadió que los federativos aún no entienden el significado agresivo de esta palabra y afirmó que por medio “del anonimato en la afición se legitima el sentido ofensivo de este término.

La discriminación no forma parte del ser humano, no nacemos siendo homofóbicos, la discriminación es cultural, la aprendemos, nos la enseñan. ¿Cómo le decimos a un niño que no sea violento si le decimos que está bien agredir en un ambiente deportivo?, indicó el autor del libro !Eeehhh puto¡

Explicó este grito no puede ser considerado como inocente porque en casa no le llamamos puto a nuestros hijos.

Destacó que la Federación Mexicana de Fútbol pierde una gran oportunidad de mostrarse como una entidad a la que le interesa la sociedad. Ellos deberían hacer campañas para concienciar

Agregó que la resolución podría ser resultados de cierta presión por parte de los patrocinadores que no quieren que cambien la imagen masculina heterosexual que prevalece en el balompié.

Hasta ahora la Federación Mexicana de Fútbol ha recibido 12 sanciones por el controversial alarido. Las multas anuladas corresponden a las impuestas tras los partidos contra El Salvador en noviembre de 2015 –de 20 mil francos suizos, unos 20 mil 100 dólares– y ante Canadá en marzo de 2016 –de 15 mil francos suizos, unos 15 mil 100 dólares.