Caracol de mar gigante podría salvar la Gran Barrera de Coral
18 septiembre, 2017
Apuñalan a taxista para robarle
18 septiembre, 2017

Balance de la Jornada / Marlene Santos Alejo

En la imagen, Raúl Potro Gutiérrez, campeón mundial con la selección Sub-17, actualmente es timonel del Atlante, en la liga de ascenso. Foto Jam Media

Marlene Santos Alejo

José Manuel Chepo de la Torre y José Guadalupe Profe Cruz, técnicos de Santos y Atlas, respectivamente, están en zozobra, con las maletas en las manos y parecen próximos a unirse a Francisco Palencia en la lista de estrategas cesados. Otro que perdió su puesto fue el argentino Javier Torrente, pero su lugar en el Club León pronto lo ocupó el uruguayo Gustavo Díaz, así que el alboroto entre el nutrido grupo de expectantes-suspirantes-aspirantes se apagó de inmediato.

¡Cuántos clubes hay y cuántos técnicos somos!, expresó hace unos días Jesús Ramírez, timonel campeón del mundo con la Sub-17, quien anhela volver a dirigir en el máximo circuito, pero el hueco nomás no aparece… En las universidades se recomienda no estudiar carreras saturadas, como derecho, pedagogía, medicina, entre otras; la Federación Mexicana de Futbol, a tono, tendría que cerrar la de director técnico o abrir su matrícula cada trienio.

Otro de los timoneles en paro es Luis Fernando Tena, el Flaco, quien tuvo el máximo logro en los más de 100 años de historia del balompié mexicano: la presea dorada en los Juegos Olímpicos de Londres, pero tuvo el mal tino de desdeñar al Morelia; entonces el directivo Álvaro Dávila lo ventaneó y desde entonces no le ha llegado mejor oferta.

Raúl Potro Gutiérrez se cansó de esperar una oportunidad en primera división. En charlas informales aseguraba que Cruz Azul –con sus 20 años sin cetros– era un reto que se le antojaba mucho, pero la directiva cementera no vio su laurel de campeón del mundo Sub-17 en 2011 y pensó que la solución vendría desde el viejo continente, con Paco Jémez.

La crisis entre los estrategas pega a todos, lo saben José Luis ChelísSánchez Solá, José Luis Trejo, Víctor Manuel Vucetich, Alfonso Sosa, Guillermo Vázquez, Rubén Omar Romano y muchos más cuyo nombres se difuminan en el olvido. En tiempos de escasez lo que sea es bueno y las pretensiones económicas de los técnicos bajan, pero lo que no varía es la exigencia inmediata de resultados.

Los clubes necesitan magos, no estrategas ni planes serios de trabajo. La inmediatez y el resultadismo distorsionan todo, enloquecen. Bajo su látigo se está más cerca del fracaso porque va en contrasentido a la lógica. Acá el único que dispone de tiempo a sus anchas es el seductor Juan Carlos Osorio, porque supo ganarse a sus patrones y está listo para engullir a Dennis Te Klose y a Gerardo Torrado.

La llamada liga de plata es una opción para la caravana en paro, por allá andan Daniel Guzmán, Efraín Flores, Jaime Ordiales, Bruno Marioni, Ricardo Rayas… Carlos Barra se fue de auxiliar a España con el Real Oviedo, Raúl Arias (ex campeón con Necaxa) es director deportivo del Tepatitlán de segunda división. Y, ¿quién va a desdeñar a doña tele?, el chiste es figurar en la vitrina, ¡todo menos desaparecer del mapa!

Un bendecido es Ricardo TucaFerretti, quien encontró su nicho en Tigres, hace lo que quiere, le compran lo que pide y puede quedar eliminado de la Copa Mx sin que lo moleste ni el zumbido de una mosca; está firme en el club felino in saecula saeculorum. Miguel Piojo Herrera pasó un trago amargo al ser echado del Tri, pero no cabe duda que es el técnico de moda.

Es un oficio sufrido, ingrato, pero altamente adictivo. Requiere cualidades de seres excepcionales que sepan conducir y convencer a un grupo y que tengan dominio absoluto de sus emociones… Ni ellas se salvan. Melissa Núñez, del Veracruz, se convirtió en la primera estratega cesada de la Liga femenil. Así que, en suma, hay buenos augurios para el gremio de técnicos que pronto presentará Rodolfo Fati Navarro.

Ares de Parga, presidente del Patronato de Pumas, prácticamente se lavó las manos. Culpó de la crisis auriazul a Palencia, a Darío Verón y a las directivas anteriores; sin embargo, el equipo bajo su gestión arrastra el orgullo, es penúltimo general, Sergio Egea no ha podido ganar y toma fuerza la versión de que Hugo Sánchez alista el regreso.

Nada perturba al Monterrey, que está cerca de asegurar su pase a la liguilla. Morelia y León tomaron impulso y de colocan en zona de clasificación. Lobos respira y América se pone bajo reflectores con dos clásicos: el martes recibe al Cruz Azul, en choque de la Copa Mx, y el domingo a las Chivas, cuya taquilla será para los afectados por los sismos en Chiapas y Oaxaca.

marlenexantosx@gmail.com