Juan Rulfo, “el único autor mexicano universal”
15 mayo, 2017
Bajo control, la zona de Tierra Caliente: Astudillo
15 mayo, 2017

Chivas-Toluca y Xolos-Tigres, las semifinales del clausura 2017

Casi al finalizar el primer tiempo, Orbelín Pineda consiguió el único gol del partido. Foto Jam Media

La redacción

Guadalajara. Aunque Chivas fue un vendaval que no dio respiro a los Zorros, apenas pudo ganar 1-0 (global 1-1) y avanzó a semifinales del torneo Clausura 2017 por su mejor posición en la tabla. Diez minutos antes del pitazo final el estadio era un manicomio de festejos.

Atlas se impuso en el duelo de ida, sólo debía dar la última estocada para seguir en la pelea por el campeonato, pero no dio pelea en el estadio Chivas. El técnico José Guadalupe Cruz no logró el objetivo de terminar con la sequía de títulos que carga el equipo desde hace 66 años.

Matías Almeyda, técnico de los rojiblancos, era consciente de la trascendencia del juego y recurrió a todas sus cartas fuertes en la línea ofensiva, con Alan Pulido, Orbelín Pineda y Javier La Chofis López.

Del otro lado de la cancha, José Guadalupe Cruz cambió la alineación con la que se llevó la victoria en el partido de ida y dejó en la banca a Matías Alustiza, el goleador del equipo, para apoyarse en Clifford Aboagye, pero la táctica no resultó y su equipo se vio amedrentado.

Chivas llegó al encuentro con la desventaja de un tanto, pero estaba en casa, por lo que se mostró temerario desde los primeros minutos en busca del gol.

Apenas comenzaban a correr los primeros segundos del partido cuando la ofensiva rojiblanca ya se había acercado al área rival para hacer daño.

El balón tenía escasos minutos de haber comenzado a rodar y la polémica ya había llegado a la cancha. Alan Pulido recibió un centro y lanzó un tiro cruzado que entró a la red, pero el árbitro Luis Enrique Santander anuló el gol por un dudoso fuera de lugar.

Segundos después se vivió en la cancha otra polémica arbitral, cuando Luis Robles cometió una falta sobre Pulido. El ariete rojiblanco reclamó un penal, pero el silbante no marcó.

Atlas intentó repuntar en la cancha. Bryan Garnica logró filtrarse por el costado derecho para lanzar un potente disparo que por falta de buena dirección pasó a un costado de la red.

Los Zorros perdieron al zaguero Leiton Jiménez, quien salió lesionado, por lo que tuvo que ingresar en su lugar Jaine Barreiro.

El plantel de Guadalajara no estaba dispuesto a dejar escapar el pase a semifinales, así que se lanzó al ataque sin reparo y cuando parecía que se irían al descanso en ceros, llegó el gol que le daba aliento.

La escuadra rojiblanca cobró un tiro de esquina, Oswaldo Alanís conectó en jugada aérea cuando apareció Orbelín Pineda y con un remate de cabeza dio dirección al balón para mandarlo al fondo de la red.

Con volteretas en el aire Pineda celebró el 1-0, era un gol que prácticamente les daba el pase a la semifinal de la Liga MX, ahora sólo debían acrecentar el marcador o impedir un empate.

En la banca de los rojinegros, el semblante de José Guadalupe Cruz dejó clara la preocupación del estratega. Sabía que su equipo se había mostrado frágil en la primera parte del encuentro y corrían el riesgo de ser eliminados.

Para el complemento, el técnico de los Zorros intentó ser más ofensivo y mandó a la cancha a Matías Alustiza por Luis Enrique Robles.

Por parte de Chivas salió de la cancha Néstor Pérez y dio paso a Rodolfo Pizarro, uno de los hombres fuertes en la ofensiva de los rojiblancos. Además, entró Michael Pérez en lugar de Javier López.

El Guadalajara insistió en el ataque y dominó el campo sin complicaciones. Carlos Fierro lanzó un disparo que pegó en el travesaño, Orbelín Pineda rescató el rebote y mandó el balón al fondo de la meta, pero el tanto fue anulado por fuera de lugar.

Pizarro también se quedó cerca de anotar al rematar con una chilena que se impactó en el poste. Casi enseguida, Fierro armó una jugada por el costado derecho y en una triangulación envió el balón a Pulido, quien disparó frente a la meta donde el arquero Miguel Fraga evitó el gol, al desviar el balón con el pecho.

Atlas revivió por unos instantes y estuvo cerca de la igualada luego que Martín Barragán disparó contra la red en un tiro de esquina, pero la mala puntería del delantero envió el balón por arriba del arco.

La tensión se apoderó de la cancha en los últimos instantes y el público rojiblanco olfateó el triunfo y comenzó el festejo con cánticos y agitar de banderas. Los Zorros tuvieron que salir con la derrota y la eliminación, mientras que Chivas sellaba el boleto a semifinales.