SSC y UIF desarticulan célula internacional dedicada al ciberfraude
4 junio, 2021
Otorga SSPC medidas cautelares a Sanjuana Martínez
4 junio, 2021

España y Portugal empatan sin goles de cara a la Eurocopa

El portugués, Cristiano Ronaldo y el español, Diego Llorente disputan el balón en el duelo de preparación rumbo a la Eurocopa. Foto Afp

Ap

Madrid. Bajo la mirada de 15 mil espectadores en el graderío, España y Portugal empataron el viernes sin goles en Madrid, en un partido de fogueo para la Eurocopa de naciones.

Se trató del mayor público para cualquier evento en España desde que sobrevino la pandemia.

Con un ambiente festivo que no se veía en los partidos de fútbol en este país desde hace más de un año, los 14 mil 743 espectadores en el estadio Wanda Metropolitano cantaron, agitaron banderas y molestaron a Cristiano Ronaldo prácticamente cada vez que tocó el balón.

Se había permitido público menos numeroso para otros eventos y partidos en España, incluido el Abierto de Madrid de tenis, realizado en mayo.

No más de cinco mil espectadores habían ingresado en un partido de fútbol en España. Y eso fue a finales de la temporada, en zonas donde se consideraba que la pandemia estaba más controlada.

La última vez que el público pudo ingresar en el Wanda Metropolitano, la casa del Atlético de Madrid, fue en marzo de 2020, para un partido de La Liga española.

España ha sido uno de los países más golpeados por la pandemia, y su campaña de vacunación tardó en acelerarse.

Inicialmente, las autoridades españolas informaron que se permitiría ocupar hasta el 30 por ciento del inmueble, con capacidad de 68 mil espectadores. Más tarde, se redujo la cifra a 15 mil, con base en los parámetros de las dependencias sanitarias.

La selección española no jugaba con público desde noviembre de 2019, cuando vapuleó 5-0 a Rumania en el Wanda Metropolitano, para clasificarse a la Euro de 2020, aplazada un año por la pandemia.

“Ya era tiempo de que se comenzase a admitir a los aficionados para que volviesen a los estadios”, comentó Ramón Moya, joven de 28 años, residente en Madrid. “Esta crisis ha continuado por un buen tiempo, y la gente necesita volver a su vida normal”.

Hubo horarios escalonados para la llegada de los aficionados el viernes. Todos debieron portar siempre sus mascarillas.

Se prohibió fumar, comer o beber en la tribuna, y debieron respetarse reglas de distanciamiento social.

Unos cientos de seguidores de Portugal se hicieron oír al comienzo del duelo. Hubo una mezcla de ovaciones y silbidos cuando Cristiano, ex astro del Real Madrid, ingresó en la cancha para calentar.

El último partido de preparación de España para la Euro será el martes ante Lituania en el estadio Butarque de Leganés, en las afueras de Madrid.

Portugal, campeón vigente de Europa, jugará en un complicado Grupo F, que incluye también a Alemania, Francia y Hungría.

La selección húngara superó 1-0 a Chipre.

España se ubica en el Grupo F, donde están también Suecia, Polonia y Eslovaquia.

Italia convincente

Italia brindó una actuación convincente en su último fogueo previo a la Euro, al aplastar 4-0 a República Checa.

Ciro Immobile marcó el primer tanto a los 23 minutos. El delantero de la Lazio controló un balón perdido y lo envió a las redes mediante un derechazo.

Nicolo Barella aumentó la diferencia tres minutos antes del intermedio, con un tiro que se desvió en un defensa.

Immobile abasteció a Lorenzo Insigne para hacer el 3-0 a los 66, antes de que Domenico Berardi añadiera una cuarta diana.

Dirigida por Roberto Mancini, Italia se medirá con Suiza, Turquía y Gales en el Grupo A del certamen continental.

Los checos están en el Grupo D, con Inglaterra, Croacia y Escocia.

Otros resultados

Finlandia cayó 1-0 ante Estonia, en su último duelo antes del certamen, donde se ubica dentro del Grupo B, con Bélgica, Dinamarca y Rusia.

Macedonia del Norte apaleó 4-0 a Kazajistán. Se prepara para chocar con Austria, Holanda y Ucrania en el Grupo C.

En duelos entre equipos que no disputarán la Euro, Eslovenia apabulló 6-0 a Gibraltar, Kosovo superó 2-1 a Malta, Letonia se impuso 3-1 a Lituania e Islandia venció 1-0 a las Islas Faroe.