Revelan historias sobre secuestros de la Guardia Civil Española
22 febrero, 2021
La violencia se apodera de Colima, Tijuana, Quintana Roo y Jalisco
22 febrero, 2021

Hinchas del Club Pachuca piden destitución de directivos

Seguidores del Pachuca se manifestaron este lunes para exigir la destitución de directivos ante los malos resultados de su equipo. Foto Juan Ricardo Montoya

Juan Ricardo Montoya, corresponsal

Pachuca, Hgo. Con tambora, mantas y cartulinas, resguardados por policías estatales, cerca de un centenar de «hinchas’ del Club de Futbol Pachuca se manifestaron la tarde de este lunes frente a los accesos del estadio Miguel Hidalgo en demanda de la destitución del director deportivo, Marco Garcés, así como la del director técnico, Paulo Pezzolan.

Esto luego de que después de casi dos décadas de estar en los primeros lugares del balompié mexicano, esta temporada los Tuzos pasan por una mala racha al estar ubicados en el último lugar de la tabla general tras perder 5 partidos y empatado 2 de 7 que se han jugado en lo que va del torneo del futbol mexicano.

«Mucho sueldo y pocos huevos», «respeten los colores, respeten a la hinchada», «Pachuca no es para cagones» eran algunas de las consignas que se podían leer en las mantas.

Aunque el lugar de la protesta fue convocada en las escaleras del estadio, desde temprana horas el personal de seguridad del recinto, que se encuentra en comodato para el Club de Futbol Pachuca, colocaron vallas metálicas en todos los accesos, por lo que los aficionados se trasladaron frente a la entrada principal del inmueble, donde entran los autobuses de los equipos de futbol.

El próximo domingo los Tuzos disputarán como locales un encuentro con las Chivas Rayadas del Guadalajara.

Al llegar el autobús de ese equipo de futbol e ingresar al estadio, los hinchas permanecieron tranquilos, lanzando cánticos no contra las Chivas sino contra los Tuzos.

Minutos después arribó el autobús de los Tuzos los cuales fueron recibidos con reproches.

Algunos aficionados intentaron acercarse al autobús cuando el chofer frenó el vehículo en espera a que el personal de seguridad del estadio les abriera la puerta pero fueron contenidos por los policías, lo que estuvo a punto de generar un conato de bronca. Por fortuna, no ocurrió nada.

Tras esto los hinchas optaron por dispersarse y marcharse del lugar.