Aprueban declaración de principios que impulsa “el combate a la corrupción”
10 agosto, 2017
Makwala, bajo lluvia y en solitario, califica a final de 200m
10 agosto, 2017

‘El Káiser’, único que ha ganado en Francia, España y México

Rafael Márquez Álvarez (Zamora, Michoacán, 1979) es uno de los jugadores mexicanos que han conseguido más distinciones a escala internacional, ya que ha ganado dos títulos de la Liga de Campeones de Europa, un Mundial de Clubes y una Copa Confederaciones.

Carisma, personalidad de líder y buena técnica con el balón le han permitido consolidarse como capitán de la Selección Mexicana desde 2002, al tiempo que es uno de los jugadores más apreciados por los aficionados.

Aunque en cuanto a títulos con el tricolor sólo puede presumir la Copa Confederaciones de 1999, sus logros individuales son destacables. Ha disputado cuatro mundiales consecutivos (Corea-Japón 2002, Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014) y tiene una marca de 16 partidos mundialistas.

Forjó su talento futbolístico en la cantera del Atlas, equipo que le dio oportunidad de jugar como profesional en el Torneo de Invierno de 1996.

Con apenas 17 años de edad, Rafa Márquez debutó en la Selección Mexicana en 1997, en partido amistoso contra Ecuador, en una época en la que Bora Milutinovic dirigía al plantel tricolor.

Después de haber jugado con la selección mayor, fue convocado para disputar el Mundial de Nigeria Sub 20 en 1999, certamen en el que marcó dos goles.

Márquez fue parte de la escuadra nacional que se proclamó campeona de la Copa Confederaciones 1999, el título internacional más importante que el equipo tricolor ha ganado hasta la fecha.

Después de una destacada actuación en la Copa Confederaciones y la Copa América, Rafa Márquez llegó en 1999 al futbol de Europa al fichar con el Mónaco de Francia.

Con el equipo de Montecarlo fue campeón de la Liga 1 y consiguió la Copa de la Liga de Francia.

El Káiser disputó su primer Mundial en la edición de Corea-Japón 2002, donde sorprendió al ser el capitán más joven de una selección nacional, con sólo 23 años de edad.

Su desempeño con el Mónaco y con la escuadra mexicana le sirvió de trampolín para llamar la atención del Barcelona, equipo que lo incorporó a sus filas en 2003 y con el que viviría sus mejores años de jugador.

Bajo los colores del conjunto azulgrana, Rafa ganó en cuatro ocasiones el campeonato de la Liga de España (2005, 2006, 2009 y 2010) y se adjudicó la Súper Copa de España (2005 y 2006).

Además, obtuvo en 2006 y 2009 la Liga de Campeones de Europa, aunque no pudo estar en la final contra Manchester United debido a una lesión.

Emigró en 2010 al balompié de la MLS, al firmar un contrato con el Red Bull de Nueva York, donde jugó dos temporadas y tuvo una discreta actuación.

Al término de su aventura en la liga estadunidense, regresó a México en 2012 al firmar con el club León, con el que fue bicampeón de la Liga MX en 2013 y 2014.

De esta manera, Márquez se convirtió en el único mexicano que ha sido campeón en tres ligas diferentes: Francia, España y México.

Cuando parecía que la carrera de Rafael Márquez se acercaba al ocaso, el zaguero retornó en 2014 al balompié de Europa al firmar contrato con el Hellas Verona.

Su paso por la Serie A tuvo poco brillo y regresó a México, pero en esta ocasión para vestir de nueva cuenta la playera del Atlas, donde ha permanecido hasta ahora.

Rafa aseguró en 2017 que impulsará la creación de una asociación del jugador para que los futbolistas de la Liga MX se defiendan de abusos, como pagos retrasados, el llamado pacto de caballeros y el régimen de transferencia.

Pese a tener 38 años de edad, Márquez se ha mantenido como autoridad en la Selección Mexicana, al grado de que el técnico Juan Carlos Osorio lo considera para enfrentar el Mundial de Rusia 2018.

JSL
JSL