“Vamos a profundizar en el cambio, no vamos dar marcha atrás”: AMLO
4 abril, 2020
Sin invitados, primer informe presidencial del año
4 abril, 2020

Liga Premier negocia con jugadores reducción salarial de 30 por ciento

El futbol inglés será reanudado "cuando sea seguro apropiado", informaron autoridades del balompié inglés. Foto: Afp/Archivo

La Liga Premier inglesa dio a conocer que los clubes consultarán con los futbolistas sobre una reducción propuesta de 30 por ciento en los salarios y que la temporada se reanudará únicamente cuando sea seguro y apropiado. A su vez, el sindicato mundial de jugadores FIFpro indicó que muchos profesionales del balompié no pueden permitirse que se les reduzca su sueldo pese a las afectaciones por la pandemia del Covid-19.

Los clubes de la Premier decidieron por unanimidad consultar a los jugadores sobre un conjunto de medidas que combinan una reducción y un aplazamiento condicional de los salarios por un total que representa 30 por ciento del monto anual, informó el organismo.

La reacción de la liga inglesa llega casi 24 horas después de que el gobierno británico, de mayoría conservadora, alzara el tono para que los jugadores aceptaran una reducción de salario que ayude a aliviar las finanzas de los clubes por la pausa del torneo a causa del nuevo coronavirus.

Respecto del retorno a las canchas, la Liga de Inglaterra aceptó que la idea de volver a jugar a principios de mayo es imposible debido al brote del coronavirus y destacó que mantendría la fecha de reinicio bajo una revisión constante.

Si bien se ha especulado sobre una temporada reducida o incluso poner fin anticipado a la campaña, la Premier dijo que la finalidad es completar todos los partidos de liga y copas restantes. Sin embargo, cualquier vuelta de la actividad se dará únicamente con el apoyo total del gobierno y cuando la orientación médica lo permita. Además, los equipos aprobaron un desembolso de 125 millones de libras (unos 153 millones de dólares) para los planteles de las divisiones menores, que afrontan serias dificultades financieras por la crisis de salud.

En España, la preocupación por el estado económico de los clubes, llevó a la comisión delegada de la Liga a instar a los equipos a presentar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo por causa de fuerza mayor.

Después de analizar las actuales circunstancias del sector, la comisión de la liga española, que admitió que las conversaciones con la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) están muy distantes, entiende que es necesario adoptar medidas a la vista de la grave crisis económica que el coronavirus ha causado en la industria del futbol.

Ante la polémica por la reducción de salarios que se ha aplicado en varias ligas, Jonas Baer-Hoffmann, secretario general del sindicato mundial de futbolistas, indicó que la mayoría de los jugadores sólo puede permitirse un recorte salarial tanto como cualquier otro trabajador al asegurar que sus ingresos no están en el rango que la gente supone.

Sostuvo que se les paga mucho menos, a menudo en torno al ingreso nacional promedio. Los jugadores con salario mínimo existen en todo el mundo y, para ellos, cualquier recorte puede tener consecuencias drásticas.

Baer-Hoffman destacó que los equipos tendrán que analizar su modelo financiero, con presupuestos que durante tanto tiempo han dependido de vender jugadores a clubes más grandes.

Muchos clubes construyeron presupuestos basándose en la suposición de cuánto dinero podrán obtener por la venta de jugadores. Bueno, el mercado de transferencias será muy diferente este verano y tal vez el próximo invierno y muy probablemente de los próximos años, señaló.

En tanto, el italiano Carlo Ancelotti, técnico del Everton, dijo que ante la pandemia del Covid-19 el mundo está cambiando, nunca volverá a ser lo mismo para todos, es como una guerra y después será como una posguerra.

Indicó que cuando la crisis sea superada los derechos de televisión van a bajar, los jugadores y los entrenadores ganarán menos. Habrá que vivir en otra economía y con otro futbol. Puede que mejor.

Al ser cuestionado sobre la posibilidad de que al Liverpool se le otorgue el título de la Premier sin que se termine el torneo, dijo que algunos tendrán razones para quejarse, pero ahora lo que importa es la salud.

En tanto, el dueño del Bayern Munich, Karl-Heinz Rummenigge, dijo que la crisis del coronavirus parará la inflación malsana de los salarios y de los fichajes.