Titular de SHCP pedirá tener voz en temas fiscales de Pemex y CFE
3 agosto, 2021
Piden en Nicaragua inhibir a candidata opositora a la vicepresidencia
3 agosto, 2021

No fracasamos, jugamos mal: dice mánager de equipo olímpico de beisbol

La selección mexicana de beisbol no logró sus objetivos en su participación de los Juegos Olímpicos Tokio 2020. Foto Afp

Juan Manuel Vázquez

Ciudad de México. No fue la premura en el relevo del timón, ni la llegada de una estrella con poca actividad, ni la pandemia, ni el escándalo de las casacas antes de competir, sino el capricho de la pelota en el diamante. Benjamín Gil, mánager de la selección mexicana de beisbol que participó en Tokio 2020 afirma que no hay excusas ni otra explicación que las veleidades del juego.

“Deportivamente fue una tragedia lo que nos pasó”, admite Gil; “teníamos toda la confianza de que pelearíamos por las medallas y que ganaríamos. El equipo era el indicado, de eso no tengo dudas, lamentablemente fallamos en el juego y eso pasa en el beisbol, el mejor puede tener malas salidas”.

Gil llegó al timón poco más de un mes antes de los Juegos Olímpicos tras la salida del mánager que calificó a Tokio, Juan Castro, pero rechaza que el poco tiempo le impidiera probar a sus seleccionados.

“No fue que no tuviera tiempo para ver jugadores, elegimos a los mejores que teníamos”, explica; “el plantel era el más indicado para este torneo. Nadie imaginaba que saldrían las cosas como ocurrieron, sobre todo en el último partido”.

México inicio con una derrota 1-0 ante República Dominicana, una potencia con fuerte presencia en Ligas Mayores, y después con los anfitriones de Japón por 7-4. El último duelo era decisivo, ante Israel, pero el tricolor pelotero volvió a perder, ahora por 5-12.

“Los lanzadores estaban precisos, como nunca, pero así es el beisbol, a la hora de subir a la lomita te pueden cambiar todo y en una carrera se puede perder todo”, agrega.

Lo que no acepta son las opiniones que considera mal intencionadas sobre la presunta influencia de Adrián González a la hora de elegir jugadores.

“Este no es un equipo a modo de Adrián González, como dijeron de manera irresponsable algunas personas”, defiende; “él ni siquiera conocía a dos terceras partes del plantel. Yo fui uno de los responsables en la elección”.

El lanzador ligamayorista Óliver Pérez admitió que por su trayectoria e ilusión le dolió la eliminación de México.

“Los Juegos Olímpicos son un torneo muy especial y todos queremos una medalla, nunca habíamos llegado; por eso teníamos tantas expectativas. No diría que fue un fracaso, sino malos juegos”.

Sobre el escándalo previo al torneo por la foto con la casaca de Tomateros de Culiacán, equipo al que pertenece la mayoría, tanto Gil como Pérez insistieron que fue una decisión producto del desconocimiento del reglamento. “Si supiéramos que estaba contra las reglas, no lo hacemos”, admitieron.

Por su parte, el tirador de rifle en la modalidad de 50 metros tres posiciones también volvió a la Ciudad de México triste por el resultado, el 33 de 39 participantes.

“Serán unos Juegos inolvidables. Para todos fue complicado por la pandemia, a algunos les afectó más que a otros. A mí me impidió entrenar y competir normal, de lo contrario mi calificación sería más alta”, comenta.