Tarjetas fraudulentas – Helguera
16 mayo, 2021
Cruz Azul remonta 4-3 (global) con Toluca y pasa a semifinales
16 mayo, 2021

Puebla frustra anhelos de Atlas y vuelve a semifinales en la Liga Mx

El poblano Omar Fernández intenta desbordar al rojinegro Aldo Rocha, ayer en el estadio Cuauhtémoc. Con la eliminación, el Atlas llega a 70 años sin levantar un título. Foto Jam Media

La Redacción

Ciudad de México. Un error propio frustró los anhelos del Atlas y permitió al Puebla regresar a una semifinal después de 12 años. En un duelo donde la presión parecía imponerse, los poblanos, bajo el mando del novato Nicolás Larcamón, lograron vencer 1-0 para igualar a un tanto el marcador global y avanzar por mejor posición en la tabla a la antesala del encuentro decisivo por el título en el torneo Guardianes 2021.

Después de caer 1-0 durante la ida en el estadio Jalisco, el Puebla sólo necesitaba un tanto para sellar el boleto a la siguiente fase. Sin embargo, sufrió al ser presa de la desconcentración y fue hasta que Anderson Santamaría (69) cometió la mayor equivocación de un futbolista al anotar un tanto en contra que abrió la puerta para el rival.

Ambos planteles se vieron afectados desde antes de iniciar el duelo, luego de que los atacantes de Puebla Christian Tabó y el delantero de Atlas Renato Ibarra no lograron recuperarse de lesiones sufridas en el primer encuentro.

No obstante, la intensidad se desató en la cancha del estadio Cuauhtémoc desde los primeros instantes, aunque la estrategia de los visitantes fue más dinámica para buscar espacios en el ataque. Christopher Trejo se arriesgó con un disparo desde la izquierda que pasó por un costado de la portería.

Atlas dominaba con facilidad, pero un descuido permitió que los poblanos se acercaran al arco y despertaran en la ofensiva cerca de la media hora de juego. Omar Fernández habilitó a Amaury Escoto, quien mandó el esférico al travesaño.

Casi en seguida, Santiago Ormeño dio un pase retrasado para Daniel Aguilar, quien lanzó un tiro que pasó cerca del poste derecho. Las complicaciones en el juego encendieron el nerviosismo en el área técnica poblana, donde el entrenador Nicolás Larcamón gritaba y se mostraba inquieto.

Atlas recuperó el balón cuando Ignacio Malcorra desbordó por la izquierda y disparó, pero el esférico fue detenido por el arquero Antony Silva, aun cuando en el área se encontraban cuatro rojinegros.

En una jugada en conjunto, Milton Caraglio envió un centro a Diego Barbosa, quien remató frente a la meta, pero de nueva cuenta apareció Antony Silva para salvar a los locales. Atlas bajó las revoluciones y Puebla cerró la primera parte presionando a los rojinegros.

Para el complemento, Puebla intentó mantener el ritmo, sin embargo la presión los llevó a fallar en la definición. En contraste, Atlas fue más cauto y en un contragolpe estuvo cerca de anotar cuando Jairo Torres disparó y aunque Silva detuvo el esférico, lo soltó poniendo en riesgo a su equipo.

Angustia y nerviosismo

Mientras los poblanos buscaban opciones de ataque en la cancha, la angustia comenzaba a invadir las gradas, donde los aficionados rugían para exigir el gol de la salvación.

Cuando el duelo se caía, un yerro de los rojinegros revivió la esperanza de los locales. Gustavo Ferraris se filtró por el costado derecho para mandar un centro a Santiago Ormeño, pero el zaguero Anderson Santamaría se barrió y en un intento por desviar el balón lo mandó a puerta propia. Cerca de la eliminación, el técnico de Atlas Diego Cocca apostó todo y mandó a la cancha al goleador Julio Furch. Pero ahora los papeles se invirtieron, los rojinegros no reaccionaron y cayeron en la desesperación que los condenó a llegar a 70 años sin levantar un título.

Tranquilo pero consternado tras el resultado, Cocca señaló que aun antes del partido “no éramos lo mejores y ahora no somos los peores, somos un equipo en construcción y ahora nos toca aprender para seguir compitiendo en estas instancias. Hoy el futbol no nos premió”.

Por su parte, Larcamón, visiblemente emocionado, aseguró estar “orgulloso porque han creído en nuestro trabajo, eso nos representa mucha ilusión, creemos mucho de lo que somos capaces”. Señaló que por su edad, 36 años, “había dudas cuando llegué, no conocían mi historia, pero estuve en ligas internacionales.”