En ‘Amalgama’, cuatro personas intentan resolver sus dramas: Cuarón
1 diciembre, 2021
Aumentó confianza empresarial en noviembre, reporta Inegi
1 diciembre, 2021

Tigres se acostumbró a ganar y debo continuar con eso: Herrera

Los regiomontanos buscarán aprovechar el partido en su estadio y sacar ventaja ante el León. Foto: cortesía Tigres

Juan Manuel Vázquez

Tigres ya era un equipo bien diseñado, con sus jerarquías definidas y sus metas firmes. Llegar a un club con todo tan claro fue un reto para Miguel Herrera, quien en su primera campaña con los felinos ya está en las semifinales que este miércoles tienen su primer capítulo ante Léon en el estadio Universitario.

“Este es un club que invierte, con una afición exigente y aquí todos están acostumbrados a ganar”, relata; “Ricardo Ferretti –el anterior técnico– dejó la vara demasiado alta y acostumbró a todos a ganar. Yo tengo que buscar eso”.

Las ideas de Herrera sobre su responsabilidad no son complejas, sino de una sencillez que resulta evidente, como los resultados que lleva hasta el momento: dirigir a un plantel como Tigres representa aspirar a ser protagonista en cada temporada.

“Mi idea es poner a los equipos donde deben estar; eso trato y me ha ido casi siempre bien”, reconoce; “me gusta ser un técnico cuyas plantillas buscan el arco rival. Ésta se encontraba bien armada, pero mi intención era resolver la estabilidad”.

Pese a tener bien establecido el estilo de trabajo que pretende en cada club, Herrera reconoce que ha experimentado una evolución. Un cambio que se nota principalmente en la manera como contiene sus emociones en el área técnica a la hora del partido.

“He aprendido a estar más sereno en la banca”, admite; “ya no soy tan ostentoso, tan expresivo, porque eso no deja nada bueno”.

Sobre el compromiso ante León, Herrera habló con los jugadores para explicar que llevan una ventaja por abrir en casa, pero eso no será suficiente. “Medio resulta-do se consigue de local y la otra mitad como visitante”, señala; “tenemos que aprovechar esa ventaja de la localía y tiene que notarse”.

En ese sentido, Ariel Holan, entrenador del León, no quiere que se intimide su equipo cuando se metan a la cancha de Tigres y su afición provoque estruendo. Un discurso necesario para infundir confianza en sus futbolistas a la hora de la presión multitudinaria.

“Los de afuera son de palo”, dijo el técnico antes de viajar a Monterrey con la plantilla, según recoge el portal soyfiera.com; “obviamente tienen una afición muy fervorosa, pero nosotros sabemos que lo que importa es lo que pasa en el campo”.