‘Franklin’ ocasiona lluvia pertinaz en Morelos
10 agosto, 2017
Aún no hay responsables por Paso Exprés: SCT
10 agosto, 2017

Autoridades permiten que se cancelen puestos de trabajo bien pagados, acusa líder llantero

José Alberto Espinosa Rocha. Fotografía: César Rivera.

Angélica Campillo

El secretario general del Sindicato de Trabajadores de General Tire, José Alberto Espinosa Rocha, aseveró que los gobiernos tanto federal como estatal están permitiendo que se cancelen puestos de trabajo bien pagados con la llegada de compañías como Goodyear.

Refirió que, derivado de la Ley Federal del Trabajo, en 1935 se estableció el contrato ley de la industria de la transformación del hule en productos manufacturados, el cual establece condiciones mínimas para todas las empresas que se dediquen a esa actividad productiva.

No obstante, de unos años para acá, el gobierno se ha hecho de la vista gorda y ha permitido que empresas que se dedican a la transformación del hule se hagan pasar por compañías de autopartes y evadan aplicar el contrato ley con la finalidad de precarizar las condiciones de los trabajadores.

“Esta es una primera consecuencia de esas políticas que vienen del gobierno federal y que solapan los gobiernos estatales, en lugar de proteger a los trabajadores para que tengan un mejor salario, le meten presión a los que tienen una condición mejor metiendo una competencia legal”, sostuvo.

Manifestó que el contrato ley debe ser obligatorio, pero las empresas como Goodyear, no lo hacen así porque el gobierno, en contubernio con los sindicalismos corporativos, maneja los contratos de protección y determina las condiciones de los trabajadores aun antes que sean contratados: “hay una competencia desleal que da la pauta para que las empresas pidan una reducción de prestaciones a los trabajadores, a cambio de seguir manteniendo su fuente de trabajo”, criticó.

Dijo, además, que afortunadamente la industria requiere de cierto conocimiento que sólo se logra con la experiencia, y en ese sentido esas empresas se enfrentan a un problema con la rotación de personal, porque los trabajadores no están dispuestos a mantenerse en una industria de desgaste físico y precario.

Espinosa Rocha destacó que la diferencia entre su sindicato y los demás es que el suyo tiene 75 años de historia, se fundó en México y siempre ha estado representado por trabajadores de base, nunca ha sido gente externa. Sin embargo, el sindicato de Pirrelli, Goodyear, y próximamente Michelin, es manejado por el senador priísta Tereso Medina, que es dueño de franquicias que expiden contratos colectivos y que incluso presentó en 2010 la iniciativa de reforma laboral a favor del empresariado, por lo que nunca ha sido obrero.

Finalmente, comentó que en General Tire tienen un salario promedio de 800 pesos diarios, y en Goodyear les están pagando salarios de 240 a todos en general, no importa el nivel, lo que es una desventaja porque la rotación es grande, mientras que el trabajo que realizan es pesado, y no todos están dispuestos a dejar el físico por un sueldo tan raquítico

JSL
JSL