SG no perdió facultades ante crisis migratoria: Sánchez Cordero
9 octubre, 2019

Con su música y vítores, México despide a José José

Dos de los hijos de José José montan guardia junto a la urna de sus cenizas en el Palacio de Bellas Artes: José Joel y Marysol, además de la exesposa del ‘Príncipe de la Canción’, Anel Noreña. Foto: Marco Peláez

Ana Mónica Rodríguez

Ciudad de México. El olor de las flores se desprendía sutil, igual que la música de cámara, cuando llegó el ataúd dorado con las cenizas de José José al vestíbulo del Palacio de Bellas Artes, más de media hora después de lo programado.

En el homenaje al Príncipe de la Canción se percibía un ambiente de triste felicidad, tal vez porque el final de la historia estuvo embargada de polémica y claroscuros. Una aceptación forzosa se respiraba y se percibía una paz momentánea, luego del calvario que vivieron los hijos mayores del cantante en Miami tras su muerte.

Este miércoles José José era despedido con su música y el aplauso y vítores de sus seguidores.

José Joel y Marysol, los hijos mayores del cantante y Anel Noreña, la primera esposa, iniciaron el homenaje, con música de fondo. La nave del olvido y El triste, interpretadas con la Orquesta Sinfónica Nacional propiciaron algunas lágrimas y gritos de “¡Te queremos José!”.

Siguieron, de manera sucesiva las guardias de honor con la familia e hijos del cantante, funcionarios y artistas como Emmanuel o Lucía Méndez.

En cuanto empezó la ceremonia el público pudo pasar frente al féretro para despedir a su ídolo. La gente lanzó vivas, aplaudió y mostró su aprecio por la familia mexicana de José José.

Con consignas como “¡Sí se pudo!”, puños en alto y cálidas frases de apoyo dirigidas a los hijos mayores y a la primera esposa, los seguidores del cantante aludieron al conflicto familiar que pospuso por semanas las honras fúnebres.

Desde antes de las ocho de la mañana alrededor del Palacio de Bellas Artes llegaron seguidores del Príncipe de la Canción con fotos y cárteles con su imagen.

Desde el exterior del Palacio llegaban los ecos de las porras y vítores al Príncipe de la Canción, cuyos restos serían traslaados más tarde a la Basílica de Guadalupe y a su amada colonia Clavería, antes de quedar depositados en el Panteón Francés.

En el vestíbulo del recinto fueron colocados una alfombra roja, arreglos y coronas de flores, así como una fotografía del intérprete,  que destacaba sobre la escalinata principal.

Además de la Sinfónica Nacional, mariachis, un trío huasteco y las voces de tenores, evocaron la figura y los temas emblemáticos del cantante.

El féretro del cantante es una pieza enchapada en oro de 24 quilates llamado “The Promethean”, un modelo similar al utilizado en los funerales de Michael Jackson, Aretha Franklin y James Brown.

Parte de las cenizas de José José llegó esta mañana al país en un avión de la Fuerza Aérea Mexicana, en el que también viajaron Marysol y José Joel. De ahí se trasladaron directamente al Palacio de Bellas Artes..

 

JSL
JSL