En SLP, el BOM sólo está operando en la capital, señala Germán Bautista
14 septiembre, 2016
alberca mariano arista
El Inpode pretende privatizar albercas
14 septiembre, 2016

PGJE impugnaría absolución de un violador y feminicida

Samuel Estrada

Exigieron familiares de las víctimas marcha atrás en la resolución judicial que derivó en la liberación de un violador y feminicida confeso de varias niñas y mujeres en Tamuín. Al respecto, el titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Federico Garza Herrera, aseguró que por supuesto no se está de acuerdo con esta resolución y se recurrirá con medios legales la absolución del inculpado.

Cabe destacar que el acusado, detenido en 2014 por el homicidio de Eliehoeni Chávez Rivera, quien desapareció en mayo del mismo año, señaló que, además de su último crimen, desde 2010 había cometido violaciones y asesinatos de otras cinco mujeres, a quienes las llevaba a su casa a la fuerza y posteriormente arrojaba los cadáveres en un cañaveral cercano a la comunidad.

Sin embargo, luego de más de dos años de juicio, se dio a conocer que el juzgado primero de lo penal decidió absolver al inculpado confeso de los crímenes debido a que sus abogados defensores sustentaron fehacientemente que hubo violaciones contra sus garantías en el procedimiento de captura y porque no le leyeron sus derechos, por lo que se desestimaron además sus confesiones como pruebas del caso.

Al respecto, el fiscal del estado aclaró que la instrucción para los agentes del Ministerio Público encargados del caso es la de hacer uso de todas las herramientas jurídicas a su alcance, debido a que hay una discrepancia con los criterios que tomó en cuenta el juzgado para tomar la determinación que ha hecho y esto se tiene que hacer valer en las instancias legales.

Para terminar, recordó que él en lo personal a nivel nacional está impulsando una reforma de ley para que, de acuerdo al nuevo sistema de justicia penal, que cuando los inculpados aleguen tortura o malos procedimientos en su detención se tiene que priorizar el criterio a favor de la víctima original y no en su contra, sin menoscabo del castigo para el funcionario público que incurrió en abuso y no respeto los derechos del detenido.

JSL
JSL