Buenos Aires sin electricidad y con 45 grados de sensación térmica
29 enero, 2019
Tlahuelilpan: repetirán exámenes de ADN por errores de la PGJEH
29 enero, 2019

Preocupa a Hacienda la baja calificación de Fitch a Pemex

Entre las acciones, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) aumentará el límite para la deducción de costos de los proyectos de Pemex. Foto Cuartoscuro / archivo

Israel Rodríguez y Julio Reyna 

Ciudad de México. La reducción en la calificación crediticia de Petróleos Mexicanos (Pemex) refleja las condiciones en que está la empresa productiva del Estado y no nos sorprende pero si nos preocupa, reconoció el subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera Gutiérrez.

El funcionario descartó que la baja en el perfil crediticio de la petrolera pueda contagiar la calificación soberana de México.

Admitió que la baja en la calificación de Pemex podría aumentar el costo de la deuda de la petrolera pero omitió dar alguna cantidad porque esto todavía se está analizando.

Herrera Gutiérrez afirmó: “Para nadie era sorpresivo y lo que se podía ver era cómo estaban operando los bonos de Pemex y los del soberano, y de alguna forma el mercado ya estaba descontando y esperando esto”, refirió.

Entrevistado después de atestiguar el lanzamiento de la plataforma de préstamo de acciones entre la Bolsa Institucional de Valores (BIVA) y MEIPresval, dijo que “Pemex es una empresa que puede mejorar sus deficiencias pero lo que ha sido la gran diferencia en términos de su desarrollo ha sido que estado sobregravada”.

Explicó, que si esto es una parte muy alta de sus utilidades, ya sea a través de impuestos o derechos, es tomada por el gobierno federal y las razones son claras porque el gobierno federal no tenía suficientes recursos para financiar sus proyectos.

Esto se ha traducido en que en los últimos años ha pasado de tener una plataforma de extracción de crudo de cerca de 3 millones de producción por día a 1.8 millones de barriles.

“Lo que nosotros estamos reconociendo es que para que Pemex se enfoque a una trayectoria productiva requería el apoyo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público; y a lo largo de los últimos años esto ha sido al revés, debido a que las finanzas del país no eran lo suficientemente robustas y pidió el apoyo a Pemex. Cuando ahora, lo que nosotros estamos haciendo es que vamos a tener que buscar los recursos tributarios por otro lado para apoyar a Pemex”.

Señaló que para que esto cambie debe de haber una mucho mayor inversión de Pemex en exploración y producción y vamos a seguir conversando con Pemex para saber cómo puede avanzar en esa dirección.

Recordó que la administración del Presidente López Obrador publicó acciones para fortalecer la capacidad productiva de Pemex durante la noche del lunes.

Entre las acciones, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) aumentará el límite para la deducción de costos de los proyectos de Pemex, relacionados con la extracción y exploración, mejorando los términos fiscales de la empresa productiva del Estado hasta 2024.

Adicionalmente, se continuará trabajando para aumentar la eficiencia y productividad de Pemex.

Por su parte, los analistas consideraron que se registró un incremento en el nerviosismo asociado a la estabilidad de la calificación crediticia de Pemex en el mediano plazo.

Lo anterior se debe a que el gobierno anunció un plan para mejorar la producción de la empresa a través de una disminución de la carga tributaria que liberaría cerca de 11 mil millones de pesos al año para ser destinados a inversión productiva.

Si bien la estrategia evita un mayor impacto sobre las finanzas del gobierno federal, el mercado anticipaba una inyección de capital.

Debido a lo anterior, la tasa de los bonos emitidos por Pemex con vencimiento en marzo de 2027 subió 18.5 puntos base a 7 por ciento.

Cabe señalar que un escenario de recorte a la calificación crediticia de Pemex, tendría en automático un efecto negativo sobre la percepción de riesgo soberano, pues cerca del 8.5 por ciento del total de ingresos del sector público proviene de la paraestatal, cifra que asciende a 19 por ciento si se consideran las transferencias del Fondo Mexicano del Petróleo y el ISR de contratistas y asignatarios por explotación de hidrocarburos.

La baja en la calificación crediticia por parte de la firma Fitch a Petróleos Mexicanos (Pemex) fue considerada como una mala noticia para el gobierno mexicano durante el congreso Energy México 2019.

La decisión de la calificadora agrava la situación por la cual atraviesa la empresa del Estado, de baja en las inversiones, disminución de la producción y la escasa restitución de reservas de petróleo, dijo Carlos Morales Gil, ex director general de Pemex Exploración y Producción durante el congreso Energy México 2019.

Sostuvo que no es una buena noticia porque impactará en un costo financiero mayor y en qué sus proyectos se van a encarecer, eso habrá que tomarlo en cuenta para proyectos futuros.

La continuidad del modelo actual emanado de la reforma energética pudiera dar confianza al sector financiero y a las firmas calificadoras, dijo Alberto de la Fuente, presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos, que afilia a firmas como Chevron o Exxon.

Sí en el país exterior vieran que continúan las rondas de adjudicación de campos petroleros y las asociaciones de Pemex con empresas privadas, entonces las señales serían positivas, señaló el dirigente empresarial.

A su vez, la especialista Lourdes Melgar opinó que debería haber paciencia porque apenas es el segundo mes de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

JSL
JSL