¿Conviene a AMLO ir contra Peña?
20 febrero, 2020
Ni denuncia ni reportes sobre indagación a Peña: AMLO
20 febrero, 2020

Presuntos feminicidas de Fátima ofrecieron dinero para evitar detención

La denuncia de un vecino permitió la detención ayer de Giovana Cruz Hernández y Mario Alberto Reyes Nájera, en el estado de México. Foto: cortesía de la FGJ-CDMX

Laura Gómez Flores y Silvia Chávez González, corresponsal 

La denuncia de un vecino permitió la detención ayer de Giovana Cruz Hernández y Mario Alberto Reyes Nájera, en la comunicad de La Palma, municipio de Isidro Fabela, en el estado de México, por el delito de cohecho en flagrancia al ofrecer dinero a los policías municipales para que les permitieran retirarse del lugar, pues eran buscados como presuntos responsables del feminicidio de la niña Fátima Cecilia “N”.

A nueve días de la desaparición de la menor de siete años, fueron aprehendidos y presentados ante el agente del Ministerio Público de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, mientras los titulares de ésta y su homóloga capitalina, Alejandro Gómez y Ernestina Godoy, respectivamente, se comunicaron para realizar las diligencias de colaboración correspondientes.

A través de su cuenta de Twitter, la fiscal agradeció la colaboración ciudadana de la Secretaría de Seguridad Pública, de la Fiscalía mexiquense y la Guardia Nacional para lograr la detención de los presuntos feminicidas.

Una vez que las diligencias correspondientes se practiquen, se determinará su situación jurídica, pues, con base en las diligencias practicadas, podrían estar relacionados con los delitos de feminicidio y privación ilegal de la libertad para causar daño, con lo que alcanzarían una pena máxima de 140 años de prisión, señalaron ambas fiscalías.

En un comunicado conjunto, destacaron que en las investigaciones realizadas por la Fiscalía y la Secretaría de Seguridad Ciudadana, ambas de la Ciudad de México, se determinó el posible el paradero de estas dos personas en territorio mexiquense.

La Fiscalía capitalina «hará todo lo necesario, en el marco legal, para obtener justicia por la muerte de la pequeña Fátima», según publicó la dependencia en su cuenta de Twitter. «La institución no cesará en su objetivo para llegar a una sentencia condenatoria que sea contundente y ejemplar».

Una vez cruzadas las colaboraciones correspondientes con la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM) y en coordinación con la Guardia Nacional, se realizaron diversos trabajos de campo y gabinete, en el municipio de Isidro Fabela.

En dicho lugar se tenían indicios de su probable ubicación, por lo que policías municipales y de la SSEM fueron alertados por un vecino, realizando un despliegue en la comunidad de La Palma, donde se localizó a la pareja, cuyos rasgos físicos coinciden con las personas buscadas.

Durante la entrevista, la pareja ofreció dinero a los uniformados de ambas corporaciones para que los dejaran ir, lo cual no sucedió y, con el apoyo de seguridad perimetral de la Guardia Nacional, fueron puestos a disposición del agente de la FGJEM, en el municipio de Atizapán.

Los presuntos feminicidas permanecen en el Centro de Justicia de esta demarcación, la mañana de este jueves, donde policías estatales y municipales mantienen resguardo del inmueble ubicado en boulevard Adolfo López Mateos.

La alcaldía de Atizapán de Zaragoza informó que, inicialmente, los feminicidas fueron llevados al Ministerio Público del municipio vecino de Nicolás Romero, pero por motivos de “seguridad y espacio” fueron trasladados al Centro de Justifica de esta demarcación, en donde permanecen esta mañana.

Su localización es resultado de trabajos de inteligencia y la coordinación interinstitucional de ambas fiscalías y secretarías; así como de la Guardia Nacional, destacaron al señalar que los mandatarios mexiquense, Alfredo Del Mazo, y capitalina, Claudia Sheinbaum, han estado en comunicación constante.

Ambas fiscalías agradecieron la colaboración de la ciudadanía desde el inicio de los trabajos de investigación, y aclararon que los detenidos deben ser considerados inocentes hasta que la autoridad judicial determine una sentencia condenatoria en su contra.

JSL
JSL