Multicausas mecánicas causaron helicopterazo en Puebla: SCT
27 marzo, 2020
Sedena inicia hoy contratación de médicos y administrativos por pandemia
27 marzo, 2020

Programa contingente de bancos aplaza pagos, pero siguen intereses

El pasado jueves BBVA y Santander anunciaron sus medidas en apoyo a los clientes con problemas para el pago de sus créditos ante la expansión de los contagios de Covid-19. Foto: Julio Gutiérrez / Archivo

Julio Gutiérrez

Los créditos de usuarios de la banca que participen en los programas anunciados para atender la emergencia económica por el coronavirus, seguirán generando intereses ordinarios durante los cuatro a seis meses que se extenderán las medidas, según información oficial de las instituciones financieras.

Los usuarios de crédito que opten por participar dentro de estos programas tendrán que estar al corriente de sus pagos hasta el 28 de febrero pasado y los beneficios consisten en que, durante cuatro o seis meses, según opten, las instituciones no añadirán a las deudas los intereses moratorios y gastos de cobranza, tampoco habrá reporte al Buró de Crédito.

Acogerse al programa no implica que se dejarán de generar intereses ordinarios, pero podrán diferirse a cuatro o seis meses, al igual que el monto del crédito que esté pendiente de pagar. Al respecto, la Asociación de Bancos de México (ABM) precisó que los apoyos se darán de acuerdo con los procesos de cada banco y con las condiciones particulares de cada deudor. “Será posible un diferimiento parcial o total, de los pagos de capital y/o de intereses, hasta por cuatro meses, con posibilidad de ampliarlo dos meses más, lo que sea más conveniente para cada cliente”, expuso la ABM.

El jueves BBVA y Santander anunciaron sus medidas en apoyo a los clientes con problemas para el pago de sus créditos ante la expansión de los contagios de Covid-19.

Banorte, que fue el primer banco en anunciar los apoyos a sus clientes, detalla en su portal de Internet que seguirá el cobro de intereses ordinarios durante el lapso del programa.

“El saldo que no sea pagado, sigue generando intereses de forma normal con la misma tasa (réditos ordinarios) hasta que sea liquidado en su totalidad. El apoyo consiste en que el cliente no tenga que realizar el pago mínimo sin que se afecte el historial crediticio y sin gastos de cobranza”, explicó, en referencia a la forma en que aplicará el apoyo a los deudores de tarjeta de crédito.

Para los otros tipos de créditos, como los automotrices e hipotecarios, se congelan los intereses durante los cuatro a seis meses que dure el programa de apoyo y el deudor los pagará hacia el final del crédito.

En el momento en que se ejecute el primer pago al producto crediticio a lo largo de los meses de prórroga, el apoyo que otorga la institución concluye, abundó.

Las personas pueden optar por este diferimiento en los casos en que tengan créditos: para construcción de vivienda, hipotecario, automotriz, personal, nómina, tarjeta de crédito y microcrédito, así como los préstamos empresariales, incluidos los planes agropecuarios, detalló la ABM.

En el caso de los hipotecarios, ofrecen la opción de diferir cuatro o seis meses los pagos ordinarios y se puede ampliar por cuatro meses más el financiamiento de los intereses regulares; sin embargo, persiste la generación de intereses ordinarios.

Meses sin intereses

Los bancos también anunciaron que los tarjetahabientes podrán diferir hasta por seis meses los pagos de las compras del sector salud; no obstante, solicitan que sean por cierta cantidad.

BBVA anunció que además suspenderá el cobro de comisiones por baja facturación en terminales punto de venta, en apoyo a los comercios y para clientes empresariales de mayor tamaño ofrecerá diferentes planes de apoyo adecuados para cada situación. Toda la información sobre los apoyos de los bancos se puede consultar en la página electrónica de La Jornada, en: shorturl.at/huI36

 

JSL
JSL