Diálogos de alto nivel sobre asistencia a Cumbre de las Américas, anuncia AMLO
16 mayo, 2022
Cabrero Romero deslinda a la Iglesia de impunidad en el caso Córdova
16 mayo, 2022

Se eliminará pago de aranceles a 66 mercancías alimentarias por un año

Venta de alimentos y productos en un mercado en la Ciudad de México. Foto: Marco Peláez

Dora Villanueva

A través de un decreto presidencial se eliminará hasta por un año el pago de aranceles a 66 mercancías alimentarias, así como de higiene, y se prevé que la medida se extienda a la importación de animales vivos que también forman parte del consumo de las familias mexicanas.

“Con la finalidad de contrarrestar los efectos sobre los precios derivados de la tendencia inflacionaria, resulta necesario y urgente exentar temporalmente el pago de arancel a la importación a los productos clasificados en 66 fracciones arancelarias que forman parte de la canasta básica e insumos”, acota el decreto que será publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

El objetivo es incidir sobre el precio de aceite de maíz, arroz, atún, carne de cerdo, carne de pollo, carne de res, cebolla, chile jalapeño, frijol, harina de maíz, harina de trigo, huevo, jabón de tocador, jitomate, leche, limón, maíz blanco, manzana, naranja, pan de caja, papa, pasta para sopa, sardina, sorgo, trigo y zanahoria.

La medida entraría en vigor el 17 de mayo y concluiría al cabo de un año. A su vez, también se pretende exentar del pago de arancel la importación de animales vivos de las especies bovina, porcina, ovina o caprina, gallos y gallinas, contenidos en 6 fracciones arancelarias. Esto último, luego de que la Secretaría de Economía publique en el DOF que cuenta con la opinión de la Comisión de Comercio Exterior para dicha medida.

La publicación de aranceles cero a alimentos e insumos estratégicos es parte de las medidas comunicadas el 4 de mayo por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para restar la velocidad a la que ha aumentado los precios y la caída del consumo en los hogares y que forman el Paquete Contra la Inflación y la Carestía.

En el decreto se reconoce que si bien el salario mínimo general para este año se fijó en 172.87 pesos diarios, equivalente a un crecimiento de 22 por ciento anual, y “si bien (el incremento) coadyuva a recuperar el poder adquisitivo, su efecto se limitó por el escenario inflacionario”.