Asesinan a cuatro mujeres en Tijuana en las últimas 24 horas
26 marzo, 2020
Jorge Humberto Chávez impartirá taller de poesía a distancia por Covid-19
26 marzo, 2020

S&P reduce a ‘BBB’ calificación de México, con perspectiva negativa

El precio del petróleo y la crisis por el Covid-19 agravan el ya bajo crecimiento de México. Foto Pablo Ramos/Archivo

Dora Villanueva 

Ciudad de México. Standard & Poor’s redujo este jueves la calificación de México a ‘BBB’ de ‘BBB+’ con perspectiva negativa, lo que implica una posible baja más en los siguientes 12 a 24 meses, “debido a una irregular o ineficaz ejecución de políticas que debiliten potencialmente las finanzas públicas, o debido a mayores pasivos contingentes fuera del presupuesto”, advirtió la firma de riesgo.

Agregó que estima una caída en producto interno bruto entre 2 y 2.5 por ciento en 200, seguido de un crecimiento de poco más de 2 por ciento en 2021 y 1.8 por ciento en 2022-2023.

“Los pronunciados shocks por el COVID-19 y por el precio del petróleo agravan el ya bajo crecimiento de México. La baja de calificación refleja la revisión de nuestras expectativas de que el crecimiento real del PIB per cápita se mantendrá por debajo del de sus pares que tienen un nivel similar de desarrollo económico”, abundó.

Añadió que el país permanente mantiene presión sobre sus cuentas fiscales frente a los shocks económico y del precio del petróleo, lo que refleja una barca base tributaria, pese a que ha incrementado en los últimos cinco años.

En este entorno, se “los limitados ahorros acumulados” en el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestales que “durante la época de precios altos” y que ya fueron usados en poco más de 40 por ciento durante el año pasado, en orden de cumplir con las metas fiscales.

“Suponemos que el gobierno tomará medidas para contener la ampliación del déficit fiscal que proyectamos y el incremento en la carga de la deuda soberana como resultado de la desaceleración económica –provocada por los recientes shocks externos. Sin embargo, la prolongada debilidad de su desempeño fiscal y el consecuente aumento en la deuda, o el riesgo de una implementación débil de políticas, podría llevarnos a bajar nuevamente la calificación”, alertó.

Agregó que también son un riesgo los pasivos de Petróleos Mexicanos, cuyo perfil crediticio se ha debilitado y con ello implican un riesgo para el endeudamiento del soberano por “el cambio en la política de energía bajo el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador”.

“Si el perfil fiscal del gobierno general se mantiene débil durante un periodo prolongado; a pesar de cierta estabilización en la producción, el bajo desempeño operativo y financiero de Pemex y las limitaciones de su capacidad técnica podrían generar un pasivo contingente más significativo para la calidad crediticia del soberano”, sostuvo.

JSL
JSL