Hombre se desnuda en altar de la Basílica de Guadalupe (video)
30 noviembre, 2019
Un año de la 4T / Entrega directa de apoyos: viraje en política social
30 noviembre, 2019

Temo al ‘panfletarismo perfecto’: Beatriz Gutiérrez a Vargas Llosa

Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador, en imagen del 14 de junio. Foto: Luis Castillo

Ángel Vargas

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador puede representar el regreso de México a la dictadura perfecta, opinó este viernes el Premio Nobel de Literatura 2010 Mario Vargas Llosa. En seguida, Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del mandatario, publicó en su cuenta de Facebook: “Me temo muchísimo que el fanatismo y el dogmatismo, que parece en la ideología de algunos, nos conduzca otra vez al panfletario perfecto”.

Según el escritor, hay un retroceso en el país: “Lo veo mal (el panorama político del país). Lamento decirlo, porque quiero mucho y tengo mucha admiración por México. Quisiera que jugara un papel absolutamente fundamental como el gran país que es en América Latina, temo que este gobierno esté retrocediendo un poco a México, que comenzaba a salir de esa dictadura perfecta, que no era tan perfecta, era bastante imperfecta para los mexicanos”.

“Y me temo muchísimo que el populismo, que parece realmente la ideología del actual Presidente de México, nos conduzca otra vez a la dictadura perfecta o imperfecta, pero dictadura al fin y al cabo”, advirtió el autor de Conversación en la Catedral y la Ciudad de los Perros, entre otras.

A su vez, Gutiérrez Müller lamentó: “Veo mal a ciertos escritores que han ganado el Premio Nobel, y lamento decirlo porque quiero a los escritores. Me temo muchísimo que el fanatismo y el dogmatismo, que parece en la ideología de algunos, nos conduzca otra vez al panfletario perfecto”.

Tengo mucha admiración por los escritores –agregó– “y quisiera que jugaran un papel absolutamente importante en América Latina. Y mucho me temo que algunos de ellos estén haciendo retroceder a la literatura y al pensamiento del continente que comenzaba a salir de ese panfletarismo perfecto”.

La declaración de Vargas Llosa se dio durante la sesión de preguntas luego de la conferencia que dictó en el Museo Memoria y Tolerancia, titulada El muro que tiraron las ideas, con la cual esta asociación civil conmemoró el 30 aniversario de la caída del Muro de Berlín.

El novelista habló del significado simbólico de aquel hecho histórico, que entre otros aspectos, aludió, marcó “el desplome” de la Unión Soviética y la caída del comunismo.

“La caída del Muro de Berlín significó la desaparición del comunismo; es decir, la desaparición del desafío más grande que recibió la cultura de la libertad, la cultura democrática a lo largo de su historia. No fue una ideología diferente la que representó el comunismo. Fue una ilusión, una fantasía a la que era muy difícil resistirse, y lo sé porque de joven fui miembro del Partido Comunista Peruano”, indicó.

“Apareció de pronto la idea de una sociedad perfecta, en la que iba a desaparecer toda forma de explotación, en la que todos tendrían derecho a vivir, a hacerlo decentemente y sin el flagelo de la dictadura, de las restricciones en el campo de la información; una sociedad en la que habría una consideración humana como elemento primordial en las relaciones entre los miembros de esa sociedad”, mencionó.

“Es una fantasía que tuvo un efecto espectacular en el mundo. Quienes viven en esta época y no recuerdan el pasado no saben hasta qué punto occidente se fue encogiendo y hasta qué punto fue perdiendo la iniciativa frente a ese fantasma extraordinario de una sociedad sin clases, sin explotación, sin pobreza que representaba el ideal comunista”.

Aunque aceptó que en el mundo existen aún personas y países comunistas, Vargas Llosa se preguntó quién en esta época puede ver en ese modelo el camino de la liberación, de la justicia, el camino de la verdadera libertad si el régimen es de facto el enemigo de la democracia.

JSL
JSL