Un director musical siempre debe dejar huella: Massimo Quarta
11 enero, 2017
Se pospone a 2018 renovación del estadio Camp Nou
11 enero, 2017

Alza en gasolinas debió ser paulatina, dice experto del CIDE

Protesta contra el ‘gasolinazo’ en Calzada de Tlalpan, en imagen del 3 de enero pasado. Foto Jesús Villaseca

Susana González G.

Ciudad de México. El incremento de precio en las gasolinas debió formar parte de una reforma fiscal desde 2013 para que la medida «fuera menos dolorosa», aseveró Fausto Hernández  Trillo, investigador del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), al criticar tanto la manera como el momento en que el gobierno federal decidió hacerlo.

Si bien consideró que eliminar el subsidio y liberar el precio de las gasolinas es «correcto» pero no lo fue la manera de hacerlo, el especialista señaló  que otro error es que tampoco se sabe qué se va a hacer con los recursos que obtengan las autoridades, lo que contrasta con lo que ocurre en países europeos,  donde prevalece el Estado de Bienestar, porque aunque la gasolina se vende más cara sus ciudadanos saben que parte de esos ingresos se destinan a servicios públicos y seguridad social.

«El agua nos llegó al cuello, es un problema de muchísimos años. Las medidas pueden lucir desesperadas y había que hacerlas. El error es no haber introducido el incremento de las gasolinas en todo un paquete. Hubiera sido menos doloroso», puntualizó Fausto Hernández durante el foro El incremento en los combustibles y su impacto en el transporte público, organizado por la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad (AMTM).

Incluso atribuyó a motivos electorales el que se haya decidido aplicar el alza en este año y no hasta 2018, y se adelantara la liberación  del precios de los combustibles.

«El efecto se diluye en 18 meses y queda menos fresco en los ciudadanos que si la hubieran tomado en 2018. Otra conjetura era adelantar los efectos positivos de la reforma energética, sobre todo en gasolinas para atraer inversión», indicó.