Analiza Trump a racistas y xenófobos para su gabinete
18 noviembre, 2016
Brote de gripe aviar en Corea del Sur; sacrifican 62 mil aves
18 noviembre, 2016

Alza en tasas impactará el costo de préstamos para empresas y tarjetas de crédito

Foto Cuartoscuro

Juan Carlos Miranda y Susana González

El alza de la tasa de interés anunciada este jueves por el Banco de México (BdeM) le va a pegar al PIB (producto interno bruto) del próximo año, dijo el presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), Enrique Solana Sentíes.

El empresario estimó que con el impacto del incremento en la tasa de interés el país ya no crecerá 2.5 en 2017 sino máximo 2.3 por ciento.

Sin duda (el alza en las tasas) le va a bajar dos o tres décimas el PIB del próximo año, que va a ser mucho más complicado si no hay medidas graves, comentó.

Agregó que la aparente falta de reacción de los mercados ante el anuncio de la junta de gobierno del banco central para poder contener la salida de pesos o dólares que está habiendo significa que éstos ya daban por descontada el alza.

A su vez, Carlos González, director de análisis y estrategia bursátil de Monex, advirtió que hay focos amarillos en el consumo interno, que hasta ahora ha sostenido el crecimiento de la economía mexicana, pero es difícil que mantengan un ritmo de crecimiento de entre 8 y 10 por ciento.

El índice de confianza del consumidor bajó y eso puede generar un punto de inflexión. También existen presiones contra la inflación porque se ha mantenido contenida en 3 por ciento, pero en los precios al productor ya se registran incrementos de 4 por ciento que tendrán que trasladarse a los consumidores finales, abundó.

Monex previó que la inflación cierre en 3.14 por ciento este año y se eleve entre 4 y 4.5 por ciento en 2017.

Carlos González consideró que un aumento de medio punto porcentual de la tasa de interés tendrá repercusiones en el consumo, porque, por ejemplo, se encarecerá el uso de tarjetas de crédito y el pago de hipotecas, además de que habrá desaceleración en ciertos sectores.

Si bien también previó que se incremente el costo de la deuda y la calificación crediticia negativa que sobre el tema otorgan las calificadoras a México, dijo que más preocupante que eso es que no crezca el PIB porque implicará mayores recortes al gasto público.