sinaloa
Millones de migrantes mexicanos viven en EU sin papeles de ninguno de los 2 países
7 febrero, 2016
Carreras se reúne con embajadores árabes
7 febrero, 2016

Argentina ofrece pagar 6 mil 500 mdd de fondos buitres

El secretario de Finanzas argentino, Luis Caputo, tras acudir a las negociaciones en las oficinas del mediador Daniel Pollack, en ManhattanFoto Afp

Afp y Reuters

Nueva York.

Argentina presentó una oferta para pagar 6 mil 500 millones de dólares, es decir, tres cuartas partes de los 9 mil millones de dólares que reclaman los fondos especulativos y otros acreedores, con el fin de cerrar el multimillonario litigio de la deuda en moratoria de 2001, tras 15 años de disputas.

Dos de los seis principales fondos especulativos que ganaron un juicio en Nueva York a Argentina ya aceptaron la propuesta, que incluye una quita de 25 por ciento, según el ministerio argentino de Hacienda y Finanzas.

Los fondos que ya accedieron a ese ofrecimiento son Montreux Partners y Dart Management. NML Capital y Aurelius siguen sin dar luz verde, por lo que continuarán las negociaciones.

Enviados del nuevo gobierno argentino del presidente Mauricio Macri y representantes de los fondos NML Capital y Aurelius y otros acreedores negociaron desde el lunes hasta el pasado viernes con total confidencialidad en oficinas del mediador Daniel Pollack, en el centro de Manhattan.

Los denominados fondos buitres NML Capital y Aurelius obtuvieron en 2012 una sentencia del juez federal de Nueva York, Thomas Griesa, por títulos en moratoria desde 2001 por un monto que asciende a mil 750 millones de dólares al día de hoy.

En las negociaciones también participaron, por separado, otros querellantes tenedores de bonos impagos llamados me too (yo también), que se sumaron al litigio a partir de mediados de 2014, llevando el monto total a unos 9 mil millones de dólares la deuda sin pagar que pesa sobre el país sudamericano.

Es la primera vez en 15 años que hacemos una oferta y hemos arreglado ya con varios, señaló el secretario de Finanzas, Luis Caputo, líder de la misión argentina, al retirarse de las oficinas de Pollack.

Ahorro adicional

Argentina busca emitir nuevos títulos de deuda para recabar efectivo y pagar a los fondos especulativos y querellantes, según la propuesta presentada para superar el conflicto que mantiene al país alejado de los mercados internacionales de capitales.

“Creemos que va a generar un ahorro adicional al país. Tenemos muchos interesados que quieren invertir en esos bonos. Obviamente se los vamos a dar a los que quieren pagar más y no necesariamente a los holdouts que nos pagarían significativamente menos”, explicó Caputo.

Este acuerdo se suma al anuncio el martes de un preacuerdo con 50 mil bonistas italianos para pagarles al contado 150 por ciento del importe original del capital, de 900 millones de dólares por títulos en default, según el representante de esos acreedores, Nicola Stock.

La propuesta del viernes debe ser aprobada por el Congreso argentino y requiere que el juez Griesa levante su orden judicial contra el país sudamericano.

El anterior gobierno de Cristina Fernández (2007-2015) rechazó el fallo de Griesa, quien en julio de 2014 congeló un pago de 539 millones de dólares en Nueva York a los bonistas que se habían adherido a los canjes, provocando undefault parcial de Argentina.

Tras la crisis en Argentina en 2001 el país cayó en moratoria por 100 mil millones de dólares, una de las más altas en la historia. El país restructuró su deuda en dos canjes en 2005 y 2010. El 93 por ciento de sus acreedores aceptaron esas ofertas de rembolso parcial con importantes quitas, pero el 7 por ciento restante –entre ellos NML Capital y Aurelius– la rechazó, reclamando el rembolso de la totalidad de lo adeudado más intereses.

El gobierno de Cristina Fernández calificó a esos fondos de buitres por haber comprado bonos en default a precio de remate para buscar recuperar su valor nominal por vía judicial. Los denunció en todos los foros internacionales e incluso logró un respaldo mayoritario en una votación de Naciones Unidas.

La administración de Macri, que asumió en diciembre, cree que un acuerdo con los fondos especulativos permitirá al país regresar al mercado de financiación internacional y lograr inversiones de capitales extranjeros.