Guardia Costera de EU devuelve a Cuba 39 migrantes
17 noviembre, 2015
sagarpa
Ejercerá Sagarpa $84.8 mil millones el próximo año
17 noviembre, 2015

Caída en producción de crudo lastra el crecimiento: FMI

FMI

Refinería en Ponca City, Oklahoma. Foto Ap

Por Roberto González Amador

México, DF. La caída en la producción de petróleo continúa siendo un lastre en el crecimiento de la economía mexicana, advirtió este martes el Fondo Monetario Internacional (FMI) al reducir en una décima de punto, a 2.2 por ciento, la previsión de avance del producto interno bruto (PIB) este año y anticipar una aceleración «modesta» de 2.5 por ciento en 2016.

El organismo advirtió de la existencia de riesgos, relacionados con el menor crecimiento de Estados Unidos, el principal socio comercial de México, y la volatilidad en los mercados financieros internacionales que pueden afectar los flujos de inversión hacia y desde el país.

En la evaluación anual de la economía mexicana, el FMI apuntó que el país ha enfrentado un entorno mundial complejo en 2015, caracterizado por un incremento en la volatilidad de los mercados financieros globales y el colapso de los precios del petróleo.

«No obstante el entorno, la economía ha continuado creciendo a un ritmo moderado y las presiones generadas por las salidas de capitales han sido limitadas. El tipo de cambio flexible ha ayudado a la economía a ajustarse a los choques externos mientras que la inflación se ha mantenido baja y estable. El peso mexicano se ha depreciado 16 por ciento en términos reales efectivos en los últimos 12 meses. México está implementando una amplia serie de reformas estructurales que ayudarán a incrementar el crecimiento potencial en el mediano plazo», de acuerdo con la evaluación del FMI, conocida como «Consulta del Artículo IV».

En los últimos meses, apuntó, la actividad en el sector construcción se ha moderado después de un fuerte rebote en la segunda mitad del año pasado. Las manufacturas y los servicios siguen siendo los principales determinantes del crecimiento, sin embargo, una demanda por parte de Estados Unidos menor a la esperada afectó las exportaciones manufactureras a principios de 2015. La caída en la producción doméstica de petróleo continúa siendo un lastre en el crecimiento, consideró. Se espera que el crecimiento real del PIB se acelere modestamente a 2.5 por ciento en 2016, apoyado por un fortalecimiento en el crecimiento de la demanda externa. Precios de la electricidad más bajos y la depreciación en términos reales del peso deberán impulsar la producción y exportación de manufacturas de México, lo que tendrá efectos positivos en la demanda doméstica, anticipó el organismo.

«La composición de las políticas económicas ha cambiado hacia un ajuste fiscal gradual. Se anticipa que los requerimientos financieros del sector público (RFSP, la expresión más amplia del endeudamiento) disminuyan a 4.1 como porcentaje del PIB este año (de un nivel de 4.6 por ciento en 2014). La fuerte caída en los ingresos petroleros ha sido compensada por mayores ingresos a los esperados por impuestos especiales a combustibles, impuesto a la renta (relacionados con la reforma fiscal de 2013) y por las coberturas petroleras», agregó.

Para el FMI, la implementación de las reformas estructurales avanza en general conforme a lo planeado. La relacionada con el sector de telecomunicaciones, aseguró, ha conducido a una baja en los precios de servicios y la apertura del sector ya ha atraído inversión extranjera directa. La última ronda de subasta de campos petrolíferos, como parte de la reforma energética, «fue muy exitosa». La reforma financiera ha fortalecido la protección al consumidor y ha conducido a mayor competencia en el sector bancario.

Advierte de riesgos externos

A pesar de condiciones externas desfavorables, la economía mexicana continúa creciendo a buen ritmo mientras que la estabilidad financiera ha sido bien preservada, de acuerdo con la evaluación del FMI.

Sin embargo, el organismo advirtió que debido a su apertura respecto del exterior tanto en comercio como en inversiones, hay riesgos externos significativos que afectan las perspectivas del país, principalmente un crecimiento menor a lo esperado de sus principales socios comerciales y de las principales economías emergentes, así como un potencial resurgimiento de la volatilidad en los mercados financieros globales.

El Fondo consideró que los sólidos fundamentos de México y marcos de política económica creíbles ayudarán a la economía a enfrentar choques, mientras que la Línea de Crédito Flexible que el país mantiene con el FMI ha otorgado protección adicional contra riesgos extremos. «A su vez, la implementación decisiva de la agenda de reformas estructurales, acompañada de avances en la mejora de la seguridad y el estado de derecho, ayudarán a elevar el crecimiento potencial en el mediano plazo».