IEEM realiza cómputo final de elección para gobernador
8 agosto, 2017
Decomisan 18 ton de precursor químico en Manzanillo
8 agosto, 2017

CCE reconoce que renegociar TLCAN no será fácil

El presidente del CCE, Juan Pablo Castañón, en imagen de archivo. Foto Cristina Rodríguez

Alejandro Alegría

Ciudad de México. A una semana de comenzar la negociación para modernizar el Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) reconoció que no será fácil, pero los empresarios están preparados para lograr buenos resultados, además dialogará con el sector académico y con los trabajadores.

En su mensaje semanal, Juan Pablo Castañón, presidente de ese organismo empresarial, recordó que el sector privado ha construido un frente constituido por el Cuarto de a lado y el Cuarto de Inteligencia, para acompañar al gobierno en la negociación del TLCAN, con el fin de cada uno de los sectores empresariales estén representados.

Además han sostenido encuentros con el sector privado de Estados Unidos y de Canadá, con quienes se lanzó la Alianza Económica de América del Norte. Como resultado de ello, acordaron acompañar cada una de las rondas de negociación.

Castañón señaló que este miércoles se reunirá con senadores con el fin de intercambiar preocupaciones, intereses y sobretodo objetivos.

Aunado a ello, el presidente del CCE anunció que la IP iniciará una mesa de diálogo con los trabajadores y la academia, para enfocar los objetivos de México. «Es indispensable que durante el curso de las negociaciones, tengamos un diálogo social amplio sobre lo que México quiere para el futuro; sobre el modelo de país que queremos para nuestros hijos.»

Castañón reconoció que no será una negociación sencilla, pero dijo que el sector privado esta confiado en estar bien preparado para lograr «tratado moderno, que fortalezca el bienestar de mexicanos, canadienses y estadunidenses en los años por venir».

Agregó que existen áreas de oportunidad para detonar el potencial de desarrollo y crecimiento económico que tiene la región de Norteamérica. «Esta renegociación abre las puertas a incorporar nuevas industrias y modelos a nuestra integración», dijo. Agregó que también es buen momento para construir mejores reglas que enfrenten problemas como la corrupción.