Caroline Garcia gana a Svitolina en el Masters
25 octubre, 2017
Temer en hospital mientras diputados debaten denuncia
25 octubre, 2017

Comercio en línea crece 383.7% en 4 años

El comprador digital en México tiene 36 años de edad, en promedio, pero predominan los hombres jóvenes (51 por ciento). Foto Cristina Rodríguez / Archivo

Susana González G.

Ciudad de México. En los últimos cuatro años (2012 a 2016) las ventas por Internet en México crecieron 383.7 por ciento, de acuerdo con el Estudio de Comercio Electrónico 2017 que este miércoles presentaron la Asociación de Internet.mx (antes Amipci), la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), Visa, Vesta Corporation y la Secretaría de Economía (SE) a través del programa Prosoft.

Tan solo el año pasado las ventas en línea alcanzaron los 329 mil millones de pesos, lo que implica un crecimiento de 28.3 por ciento respecto de 2015.

Sin embargo, el porcentaje quedó por debajo del 30 por ciento que pronosticaba el sector y representa menos de la mitad respecto del crecimiento de 59 por ciento registrado en 2015.

«Es una historia positiva porque muy pocos sectores crecen así y contrasta con crecimiento de 2.3 por ciento del producto interno bruto (PIB) de México en 2016 o el 5 por ciento del comercio», destacó Rodrigo Cerón, director de mercadotecnia de la empresa ComScore, la cual se hizo cargo del estudio.

Justificó que no se haya llegado al 30 por ciento porque las ventas en línea se «estabilizaron» y en 2015 hubo cifras extraordinarias por nuevos afiliados a las ventas en línea.

Por monto, las ventas en línea en 2016 registraron su máximo en los 11 años que lleva realizándose el estudio. En términos porcentuales, ha sido el menor crecimiento en comparación con los años anteriores porque oscilaron entre 34 y 59 por ciento entre 2012 y 2015.

Cerón admitió que aunque las ventas en línea siguen creciendo a doble dígito, se van «desacelerando» en la medida que se amplia la base de internautas que compran por este medio.

Sobre el perfil de los compradores, aseguró que tres de cada cuatro mexicanos ha hecho compras en línea y en eso influyó el uso más frecuente de los teléfonos inteligentes (smarthphones) -creció de 62 a 70 por ciento- ya que por la facilidad, comodidad y ahorro de tiempo que implica para los usuarios se ha vuelto una herramienta indispensable para el e-commerce, aunque las principales objeciones para usarlos en las transacciones son que la conexión es demasiado lenta, los sitios no son confiables o no tienen ventas en línea y el gasto de datos móviles.

El estudio indica que las ventas cibernéticas crecieron en festividades o temporadas de ofertas, pero el comportamiento fue distinto, porque mientras se mantuvieron «estables» en la temporada navideña, El Buen Fin, Día de Muertos o el Día del Amor y la Amistad, aumentaron en Hot Sale, en el Día del Padre y el Día del Niño, detalló Rodrigo Cerón.

El comprador digital en México tiene 36 años de edad, en promedio, pero predominan los hombres jóvenes (51 por ciento). La mayoría radican en zonas urbanas y 55 por ciento son empleados de tiempo completo que compra desde su casa.

El estudio revela que dos de cada tres compradores (67 por ciento) adquirieron algún artículo en tiendas ubicadas fuera de México porque encontró precios más baratos, marcas que no se manejan aquí, mayor calidad y también por estatus. Estados Unidos concentra 75 por ciento de las compras a tiendas foráneas, seguido de Asia.

La ropa y accesorios representan el 63 por ciento de las compras online, aunque 43 por ciento de la gente también hace descargas digitales de películas y música y 37 por ciento boletos para eventos.

El gasto promedio trimestral de las compras en línea entre los internautas mexicanos ascendió 6 mil 900 pesos, pero en contrataciones de viajes rebasa los 7 mil pesos, en transporte roza los 2 mil pesos y en descargas digitales es de 536 pesos por trimestre.

Somos cada vez más internautas y se compra más y se gasta más», puntualizó Cerón.

En cuanto a medios de pago, un 70 por ciento utiliza Paypal, pero también 61 por ciento, tarjeta de débito, y 53 por ciento, tarjeta de crédito.

Admitió que se sigue presentado el fraude en el comercio en línea, pero se mitiga con herramientas que usan los negocios para combatirlo, además de que el índice de satisfacción de los internautas mexicanos es de 85 por ciento.

Incluso 7 de cada 10 compradores por internet acceden a que el negocio guarde sus datos personales, como su tarjeta de crédito, porque se convierten en clientes frecuentes.

Cerón mencionó que en el estudio de este año se incluyó una encuesta a 50 empresas que venden en línea y destacó que 74 por ciento de ellas tienen ventas en establecimientos físicos, la tercera parte de las ventas del total ya son online e incluso un 13 por ciento planea cerrar sus locales para dedicarse sólo a las ventas en línea