Gobierno de Veracruz sí adquirió medicamentos apócrifos
19 febrero, 2017
Deuda de estados y municipios durante 2016 ascendió a 568 mil 589 mdp
19 febrero, 2017

Deficiente uso del gasto en refinerías de Pemex: ASF

Refinería de Pemex. Foto María Meléndrez Parada

Juan Carlos Miranda

Petróleos Mexicanos (Pemex) gastó de manera deficiente recursos para dar mantenimiento a las refinerías donde se producen los energéticos que abastecen al mercado nacional, en un periodo en el que la producción de estos hidrocarburos fue a la baja, de acuerdo con información de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y de la ex paraestatal

Al fiscalizar los recursos que Pemex ejerció en 2015 para el mantenimiento de la capacidad de producción en las seis refinerías que opera, la ASF detectó irregularidades tales como diferencias importantes en los costos unitarios que la empresa pagó para la realización de trabajos similares ejecutados por diferentes contratistas, falta de estudios de mercado para el arrendamiento de equipos, pagos improcedentes y desembolsos por obras no concluidas, entre otros.

Modifican contratos

De acuerdo con cifras de Pemex, en el año en que la ASF documentó deficiencias en el ejercicio del gasto para mantenimiento en refinerías, la producción nacional cayó 7.6 por ciento frente a 2014, y en 2016 bajó 12.2 por ciento más frente a 2015.

En cinco de las refinerías la ASF determinó que de solventarse las irregularidades que detectó arrojarían recuperaciones probables para Pemex por más de mil millones de pesos, mientras en una se detectaron más de 9 millones y medio de pesos por aclarar.

En el caso de la refinería de Minatitlán, Veracruz, la ASF revisó 77 contratos para obra pública, contratación de servicios o adquisiciones, y encontró, entre otras anomalías, que en algunos se habían modificado los plazos o montos de las obras mediante convenios modificatorios que no se habían formalizado, por lo cual el órgano fiscalizador emitió cuatro promociones de responsabilidad administrativa sancionatoria y se determinaron recuperaciones probables por 28 millones 488 mil pesos.

En la refinería Madero, ubicada en Tamaulipas, se detectó que en el arrendamiento de un sistema hidráulico para la limpieza interior de tubos por el que se pagaron 30 millones 802 mil pesos no se había realizado el estudio de mercado correspondiente, además de que se había hecho un pago improcedente por 4 millones y medio de pesos por trabajos estimados que no corresponden a los realmente considerados, y no se halló evidencia documental de la utilización de un equipo de grúa, lo que ocasionó un pago indebido de 978 mil 200 pesos, entre otras anomalías.

Ahí la ASF emitió cuatro promociones de sanciones y estimó las recuperaciones probables en 69 millones 479 mil pesos.

En la refinería de Tula se detectaron, entre otras cosas, que se actuó con falta de transparencia al no detallar el cálculo de los costos en un documento denominado Desglose de insumos por partida, además de que hubo una evaluación deficiente de la propuesta técnica de una licitante que no presentó pruebas de carga de sus grúas, lo que era causa de descalificación, por lo que se emitieron cinco promociones de sanción y se determinó que el monto de las recuperaciones probables asciende a 769 millones 885 mil pesos.

En la de Salina Cruz, en el estado de Oaxaca, también hubo evaluaciones deficientes de propuestas económicas de empresas y se hicieron recortes al presupuesto sin cumplir el Programa de rehabilitación de plantas de proceso 2015, entre otras anomalías, por lo cual se promovieron cinco sanciones y se estimó en un millón 210 mil pesos el monto recuperable.

En Salamanca la ASF informó que hubo diferencias importantes de costo en los precios unitarios entre trabajos similares ejecutados por diferentes contratistas, así como deficiencias en la justificación documental de montos excedentes de un contrato de servicios, entre otras, por lo que promovió ocho sanciones administrativas y calculó en 151 millones 30 mil pesos el monto de las recuperaciones probables.

La refinería de Cadereyta, en Nuevo León, fue la única en la que la ASF señaló que cumplió en términos generales con las disposiciones legales en materia de su gestión de recursos, aunque también se detectaron irregularidades en algunos procesos de contratación y falta de penalización por atrasos en la fecha de terminación de los trabajos, entre otras, por lo que promovió cuatro sanciones y señaló que hay 9 millones 668 mil pesos por aclarar