Documental revela vida clandestina del Che en África
8 abril, 2019
Instalan en SLP el Sistema de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes
8 abril, 2019

El Ejecutivo da señales “erráticas” a inversores, acusa Coparmex

Gustavo de Hoyos, líder de la Coparmex. Imagen tomada de un video difundido por @Coparmex

Susana González G. 

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, acusó al Ejecutivo federal de no otorgar certidumbre a las inversiones debido a las “decisiones equivocadas y señales erráticas de política pública” que ha tomado y que han deteriorado el atractivo y percepción que se tenía sobre México como un destino seguro para los capitales internacionales y para detonar la inversión nacional.

Si bien reconoció que hay una desaceleración económica mundial por caídas en la industria y comercio globales y son “naturales” los ajustes con cada cambio de gobierno, enfatizó que “la creciente desconfianza que genera el gobierno federal ya está afectando las expectativas de crecimiento, empleo formal e inversión”. Refirió que se calcula que este año se generarán sólo 600 mil puestos de trabajo, apenas la mitad de los que requiere el país para incorporar a los jóvenes al mercado laboral.

También se quejó “de la cancelación o paralización de proyectos de infraestructura estratégica, el fustigamiento público de empresas privadas nacionales e internacionales, el uso de consultas populares sin protocolos de ley o en asuntos impertinentes, el deterioro de las instituciones autónomas, el inadecuado perfil técnico e inexperiencia de responsables de funciones torales del gobierno, y el abuso de las asignaciones directas en la obra pública, degradan en forma relevante la confianza”.

“La inversión privada se encuentra estancada, sin variación alguna en su comportamiento del año pasado, creciendo muy poco, alrededor del uno por ciento. De continuar esta tendencia no será posible lograr las metas de desarrollo que el país necesita y menos aún, el crecimiento anual promedio de 4 por ciento anual que el presidente ha postulado como objetivo”, advirtió.

La estabilidad de políticas públicas de largo plazo y el cumplimiento de los contratos por el gobierno, en sectores tales como la infraestructura y la energía es fundamental para la certidumbre y la inversión, puntualizó.

El dirigente del sindicato patronal criticó la transferencia de recursos públicos a sectores vulnerables al señalar que no generan crecimiento ni desarrollo y enfatizó que la creación de empleo formal es el indicador económico que más reduce la pobreza.

“El desarrollo basado en el crecimiento económico es la única vía sostenible para generar bienestar y erradicar la pobreza extrema” y ejemplificó que así ha sucedido en la zona del Bajó donde con tasas de crecimiento sostenido por arriba del 6 por ciento e inversión extranjera de alto valor agregado.

El Estado mexicano, sostuvo, tiene las herramientas para detonar el dinamismo de la economía acelerando la inversión pública e incentivando de forma estratégica a que otros sectores lo hagan, y uno de los pilares de la confianza es la vigencia del Estado de derecho, el respeto a la ley y a la propiedad privada, la estabilidad del marco tributario, la seguridad física, la integridad pública y el combate a la corrupción.

La confianza, indicó De Hoyos, es el reto para la inversión y el desarrollo pero la actividad económica de México ha mostrado un bajo crecimiento al inicio de 2019 de apenas 1.2 por ciento durante enero, a tasa anual, aunque sectores como la industria manufacturera cayeron 1.1 por ciento.

Además, señaló que son contundentes la reducción en los pronósticos económicos del país, las notas de largo plazo de Pemex y la creación de empleo que han hecho el Banco de México, calificadoras y especialistas.

JSL
JSL