INE
INE quitan por segunda vez registro al PT
7 noviembre, 2015
misil
Avión que volaba a Egipto tuvo que esquivar un misil en agosto
7 noviembre, 2015

Empresas contrataron deuda por 20,700 mdp en el tercer trimestre

STPS capacitación

Roberto González Amador

La colocación de bonos de deuda por parte de empresas mexicanas en el mercado local en el tercer trimestre de este año fue de 20 mil 700 millones de pesos, el monto más elevado del que se tiene registro. En tanto, las compañías redujeron la contratación de pasivos en el exterior ante la volatilidad financiera y la expectativa de un incremento en las tasas de interés en Estados Unidos, que elevaría el costo del financiamiento en dólares, de acuerdo con el Banco de México (BdeM).

En los mercados internacionales se ha venido observando un bajo ritmo de colocación de deuda privada, al tiempo que el crédito del exterior también ha venido mostrando un menor dinamismo, expuso. En contraste, en el mercado interno, el crédito otorgado por la banca comercial a las empresas privadas continuó en aumento, de acuerdo con el Informe trimestral del banco central, publicado el miércoles pasado.

A raíz de la crisis de 2008-2009, el banco central de Estados Unidos redujo las tasas de interés, hasta llevarlas a un mínimo histórico de entre 0 y 0.25 por ciento, con el fin de estimular la actividad económica. Al mismo tiempo, inyectó grandes sumas de dinero al mercado financiero, a través de la compra de bonos del gobierno de ese país. Ambas políticas aumentaron la liquidez en los mercados financieros y redujeron el costo del financiamiento en dólares, respecto del que podían obtener las empresas en sus mercados locales. Por ello, varias de las mayores compañías mexicanas optaron por aumentar el monto de financiamiento que obtenían en el exterior.

La situación comenzó a cambiar en meses recientes, a medida que los participantes en los mercados financieros esperan que el banco central estadounidense comience a revertir la política monetaria adoptada después de la crisis, a partir de comenzar un ciclo alcista, que se anticipa gradual, de las tasas de interés.

En el citado informe, el Banco de México expuso que en el tercer trimestre de este año los recursos externos canalizados a financiar a las empresas privadas mexicanas continuaron moderando su ritmo de crecimiento, en un entorno caracterizado por una menor liquidez en los mercados financieros internacionales.

En congruencia con lo anterior, el ritmo de expansión de la utilización de recursos financieros en la economía se redujo con respecto al trimestre previo, estableció.

En general, el financiamiento total a las empresas privadas –externo e interno– durante el tercer trimestre del año mantuvo un ritmo de expansión semejante al del trimestre pasado, lo que derivó de un mayor crecimiento del financiamiento interno que contrarrestó la desaceleración del externo, apuntó.

Respecto de este último punto, abundó, en los mercados internacionales se ha venido observando un bajo ritmo de colocación de deuda privada, al tiempo que el crédito del exterior también ha venido mostrando un menor dinamismo. En contraste, en el mercado interno, el crédito otorgado por la banca comercial a las empresas elevó su tasa de crecimiento, que registró una variación anual promedio de 11.4 por ciento en el tercer trimestre, superior a 9.2 por ciento del trimestre precedente.

Algunas empresas han decidido reducir su deuda externa en dólares y sustituirla por financiamiento interno en pesos, a la luz de la incertidumbre prevaleciente en los mercados financieros internacionales, señaló.

En el mercado de deuda interna, durante el tercer trimestre del año, la colocación de valores por parte de las empresas privadas continuó mostrando un elevado dinamismo. En particular, la colocación neta de instrumentos de deuda de mediano y largo plazo fue de 20 mil 700 millones de pesos, el mayor monto trimestral.