Venden dólar en promedio de 19.15 en el AICM
29 enero, 2019
Bloqueos en Michoacán, responsabilidad del gobernador: AMLO
29 enero, 2019

EU inculpa a Huawei y a su directora por robo de tecnología

En imagen de archivo, sede de Huawei en Dongguan, China. Foto: Ap

Afp

Washington. Estados Unidos inculpó al gigante chino de telecomunicaciones Huawei y a su directora financiera, en dos casos que deben aumentar las tensiones entre Washington y Pekín.

El Departamento de Justicia estadunidense anunció el lunes 13 cargos por presuntamente vulnerar las sanciones estadunidenses a Irán contra el grupo chino y su directora financiera, Meng Wanzhou, detenida en Canadá en diciembre a pedido de Washington.

A su vez, inculpó a dos filiales de Huawei, especialmente de asociación ilícita para robar secretos industriales, en el caso de tecnologías móviles de la estadunidense T-Mobile, en su sede de Bellevue, en el estado de Washington (noroeste).

Para los ingenieros de Huawei la acusación se refiere al robot «Tappy», ideado por T-Mobile para reproducir un dedo humano y así probar aparatos celulares.

Las dos filiales, Huawei Device Co. Ltd. y Huawei Device Co. USA, fueron inculpadas por un total de 10 cargos por hechos que se remontan al período 2012-2014, entre los que figura una acusación de obstrucción a la justicia.

Estas inculpaciones «exponen las acciones descaradas y persistentes de Huawei para explotar a compañías e instituciones financieras estadunidenses y para amenazar al mercado global libre y justo», dijo el director del FBI, Christopher Wray.

El ministerio chino de Relaciones Exteriores acusó este martes a Estados Unidos de «manipulaciones políticas». Periódicamente Pekín reprocha a Washington de querer entorpecer el crecimiento de sus joyas tecnológicas.

En un comunicado enviado a la Afp, Huawei desmintió «que ella, o una de sus filiales o empresas afiliadas, haya cometido las supuestas violaciones de la ley estadunidense enunciadas en cada una de las actas de acusación».

La firma asegura no tener «conocimiento de actos reprensibles por parte de Meng y está convencida de que los tribunales estadunidenses llegarán a la misma conclusión», indicó.

Extradición y despido

La detención a principios de diciembre en Vancouver de Meng Wanzhou, hija del fundador del grupo, ha provocado un fuerte sacudón diplomático.

En libertad condicional, la directora financiera debe comparecer el 6 de febrero ante un tribunal canadiense en el marco del proceso de extradición lanzado por Estados Unidos.

Washington confirmó que presentaría una solicitud formal de extradición antes de la fecha límite del 30 de enero.

En lo que fue interpretado como una represalia, poco después China arrestó a dos canadienses y un tribunal chino condenó a muerte a un tercero.

La crisis diplomática con Ottawa incluso ha provocado que el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, despida a su embajador en China, John McCallum, debido a controvertidos comentarios sobre el procedimiento de extradición de Meng Wanzhou.

Huawei es objeto de sospechas en un creciente número de países occidentales, al punto tal que el ministro chino de Relaciones Exteriores, Wang Yi, denunció el viernes pasado una campaña internacional «injusta e inmoral».

«Estrangular»

Varios países excluyeron a la firma china del despliegue de la tecnología 5G, incluso cuestionando su seguridad ante sospechas de espionaje, lo que el grupo desmiente categóricamente.

Pekín acusó este martes a Washington de utilizar «el poder del Estado para desacreditar y atacar a determinadas empresas chinas, en un intento de estrangular sus operaciones, que son legítimas y legales».

La administración del presidente estadunidense, Donald Trump, lanzó en los últimos meses una ofensiva contra China, acusando al país de robo de tecnología, de «belicismo hacia sus vecinos», o incluso de desarrollar un «Estado totalitario».

Estas inculpaciones surgen con el trasfondo de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, desatada por Trump a golpe de aranceles.

Nuevas negociaciones comerciales deben retomarse esta semana en Washington, donde Trump debe reunirse con el viceprimer ministro Liu He, que encabeza la delegación china y llegó el lunes a la capital estadunidense, según anunció la prensa oficial china.

Las acusaciones contra Huawei «no tienen nada que ver con nuestras negociaciones comerciales con China», aseguró el lunes el secretario estadunidense de Comercio, Wilbur Ross. Pero luego agregó que su ministerio seguiría trabajando con el resto del gobierno para «proteger los intereses de la seguridad nacional».

JSL
JSL