Multa Profepa a FCA con 15.9 mdp
19 enero, 2017
Cantante brasileña de ‘La Lambada’ aparece calcinada
19 enero, 2017

Ex presidente de VW niega acusación sobre caso de emisiones

Martin Winterkorn, CEO de Volkswagen, llega a declarar a una comisión parlamentaria en Berlín. Foto Afp

Afp

Berlín. El ex presidente de Volkswagen, Martin Winterkorn, descartó el jueves las acusaciones de encubrimiento, al declarar ante una comisión parlamentaria alemana, y afirmó que nunca supo nada sobre la manipulación de los motores diésel del grupo hasta que estalló el escándalo en septiembre de 2015.

El ex dirigente, de 69 años, que se ufanaba en afirmar que conocía «cada tornillo» de sus coches, desmintió haberse enterado de la manipulación durante el verano 2015, como lo sospechan las autoridades estadunidenses.

«No es el caso», insistió en su declaración preliminar, flanqueado por dos abogados.

«Aún busco respuestas» a las preguntas planteadas por este escándalo monumental, aseguró. «Deja furioso a la gente, a mí también».

La prensa duda sin embargo de que se pliegue al juego de las preguntas y respuestas de los diputados.

Su versión de los hechos es «de una importancia particular», había estimado en un comunicado Herbert Behrens del partido de izquierda radical Die Linke, presidente de la comisión de investigación creada en julio pasado.

Se trata, según Behrens, de establecer en qué momento «el directorio de VW en Alemania fue informado» de la manipulación de 11 millones de sus vehículos en el mundo para que los motores pasaran los controles de contaminación, un caso revelado en Estados Unidos.

Reunidos durante varias horas, los diputados audicionarán también a Matthias Wissmann, ex ministro de Transporte que es ahora el presidente de la Federación de la Industria Automotriz (VDA), así como a tres dirigentes de las marcas Volkswagen, Audi y Opel.

Confesión al FBI

Las autoridades estadunidenses, que acaban de firmar con Volkswagen un acuerdo para saldar por cuatro mil 300 millones de dólares la carátula penal del caso, además de los 17 mil 500 millones de dólares en concepto de indemnización, acusan claramente a la antigua dirección del constructor desde la reciente inculpación por fraude de Olivier Schmidt, uno de los ejecutivos del grupo.

Según la confesión de Schmidt a la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), la dirección del gigante de 12 marcas (Audi, Porsche, Skoda…) fue informado de la manipulación a mediados de 2015, pero decidió no decir nada.

«En vez de reconocer la existencia del programa para manipular (los resultados) a las autoridades estadunidenses, la dirección ejecutiva de VW autorizó a que continuara siendo encubierta», indicó el departamento estadounidense de Justicia, sin citar sin embargo el nombre de los responsables.

Por su lado, Volkswagen aceptó declararse culpable de «conspiración» y de «obstrucción de la justicia» por haber destruido documentos para encubrir su actuación a las autoridades estadunidenses, pero el acuerdo final de 86 páginas, consultado por AFP, no clarifica las responsabilidades dentro del grupo.

Este tema es crucial en Alemania, en donde la fiscalía de Brunswick (norte), que inició una causa por «manipulación», recibió más de mil 400 demandas de accionistas que se estiman timados por la comunicación tardía del grupo, y reclaman más de ocho mil millones de euros por daños e intereses.

‘Sr. Calidad’

Sobre este punto, la línea de defensa del grupo no cambió en más de un año: según Volkswagen, el directorio recién fue informado «a fines de agosto, principios de septiembre» de 2015.

Pero el domingo, el periódico sensacionalista Bild citó a un participante de una reunión organizada el 27 de julio de 2015 con la dirección de VW según quien los dirigentes evocaron «el hecho de que algo ilegal estaba instalado en nuestros coches», antes de interrogarse sobre la actitud a adoptar.

Martin Winterkorn, con reputación de perfeccionista y apodado «Sr. Calidad» dentro del grupo que dirigía desde 2007, habría dicho a un técnico: «¡vos y tu programa!» para falsear los resultados, afirmó Bild, evocando el testimonio de un ingeniero a la justicia alemana.

Según el periódico Süddeutsche Zeitung y los canales públicos regionales WDR y NDR, dos «testigos capitales» explicaron a las autoridades estadunidenses que ya en 2012 y 2014 señalaron el problema a Winterkorn.

La comisión parlamentaria ya audicionó a mediados de diciembre al ministro de Economía alemán, Sigmar Gabriel, que afirma que no sabía nada antes de la revelación pública del escándalo. Quiere también audicionar a la canciller Angela Merkel el 8 de marzo.