Arriban priístas para asamblea ordinaria en Toluca
9 agosto, 2017
Disney crea ‘streaming’ y se separa de Netflix
9 agosto, 2017

Falta de competencia causa sobreprecios de medicinas: Cofece

La Cofece encontró que un genérico tarda hasta 26 meses en entrar al mercado en México. Foto Susana González G.

Susana González G.

Ciudad de México. Los mexicanos pagan sobreprecios en la compra de medicinas que, en conjunto, ascienden a 2.5 mil millones de pesos cada año, debido a la falta de competencia en el mercado de medicamentos genéricos, denunció Alejandra Palacios, presidenta de la Comisión Federal de Competencia Económica  (Cofece) al presentar el estudio en materia de libre concurrencia y competencia sobre los mercados de medicamentos con patentes vencidas.

El organismo antimonopolios analizó 6 mil 765 medicamentos, la mayoría genéricos, por la importancia que representa en el gasto de las familias. La compra de medicinas y material de curación representa 29 por ciento del gasto de los hogares pero se eleva a 42 por ciento en los más pobres. Además, tan sólo en esta década el precio de las medicinas aumentó 36 por ciento, más que el 24 por ciento que registró la inflación general.

Los problemas de competencia que la Cofece detectó en este sector, explicó Palacios, se deben a fallas regulatorias y de política pública que inhiben la participación de más empresas, lo que provoca que los medicamentos genéricos tarden mucho tiempo en entrar al mercado, no se abaraten tanto como en otros países y tampoco generen confianza entre la población ya que 53.9 por ciento considera que su calidad es regular.

Las empresas farmacéuticas, dijo, utilizan estrategias legales para extender, en los hechos, la exclusividad de las patentes en medicinas y con ello disuaden la entrada de nuevos competidores. Además, registran nuevas patentes relacionadas con un mismo medicamento lo que deriva en litigios legales contra los laboratorios que fabrican genéricos y se carece de una publicación sobre la caducidad de las patentes, como existe en México y Estados Unidos.

El estudio fue entregado a la Autoridad Investigadora de la Cofece para que determine si existen elementos que ameriten el inicio de una investigación por posibles prácticas anticompetitivas, como acuerdos pay for delayque implican que cuando a las farmacéuticas se les vencen las patentes pagan a los laboratorios de genéricos para que no fabriquen medicamentos de este tipo.

Por lo pronto, el organismo antimonopolios emitió recomendaciones al Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) por la falta de transparencia y de vinculación que existe sobre el vencimiento de las patentes.

A la Secretaría de Salud le recomendó lanzar una campaña mediática para aumentar la confianza en los genéricos entre los médicos y la población, además de que modifique el reglamento de insumos de la salud que restringe la posibilidad de sustituir medicamentos de marca por genéricos cuando los doctores no prescriben la denominación genérica en la receta.

«De resolverse estos problemas de competencia se evitarían a los consumidores del país gastos adicionales (sobreprecios) en medicamentos de 2.5 mil millones de pesos anuales, si a los 2 años que caducaron las patentes, la participación de mercado de genéricos fuera el doble (42.8 por ciento) de lo que es actualmente (21.4 por ciento), cuando en Estados Unidos llega a 89 por ciento y en Canadá a 74 por ciento”, precisó la comisionada.

Hallazgos del estudio

La Cofece encontró que un genérico tarda hasta 26 meses en entrar al mercado en México, cuando en Estados Unidos ocurre e inmediato después  de que se vence la patente y en Europa sólo 7 meses.

El precio de los genéricos resulta 28 por ciento menor al medicamento original a dos años de haber entrado al mercado, pero en la Unión  Europea se abarata hasta 40 por ciento. Además sólo  existen un promedio de 2.8 competidores a 12 meses y de 3.3 empresas en 24 meses, en contraste con los 10 competidores que hay en Estados Unidos al cabo de un año.

La Cofece detectó también que en otros países existen versiones genéricas en 22 de 90 claves de medicamentos que el sector público compró durante 2016.