Procesan a dos policías de Ixtlahuacán por caso de Giovanni López
22 septiembre, 2021
Pide CCE al gobierno no obstaculizar importación de gasolinas
22 septiembre, 2021

Fed reducirá «pronto» compras de bonos; prevé alza de tasas

Sede de la Reserva Federal en Washington. Foto: Ap / Archivo

Reuters

La Reserva Federal despejó este miércoles el camino para reducir sus compras mensuales de bonos «pronto» y apuntó a que las alzas de las tasas de interés podrían ocurrir antes de lo esperado, luego que nueve de los 18 responsables de la política monetaria del banco anticiparon un aumento del costo del crédito en 2022.

Las medidas, incluidas en el último comunicado de política monetaria de la Fed y en proyecciones económicas, representan un sesgo más agresivo del banco central estadunidense, que ve la inflación este año en 4.2 por ciento, más del doble de su tasa objetivo, y se está preparando para actuar contra ella.

La tasa interés se mantuvo estable en una horquilla de 0 a 0.25 por ciento.

Aunque reconoce que la nueva oleada de la pandemia ha ralentizado la recuperación de algunas partes de la economía, los indicadores generales «han seguido fortaleciéndose», dijo la Fed en un comunicado unánime.

Si ese avance continúa «en general como se espera, el Comité considera que pronto podría estar justificada una moderación del ritmo de las compras de activos», señaló la Fed.

Se esperaba que el comunicado indicara que la Reserva Federal empezaría a reducir pronto los 120 mil millones de dólares de compras mensuales de bonos que ha estado realizando para amortiguar el impacto económico de la pandemia de coronavirus.

Sin embargo, fue en sus perspectivas económicas más amplias donde los responsables de la política monetaria de la Fed hicieron un cambio menos esperado.

Las perspectivas de inflación subieron 0.8 puntos porcentuales para 2021, hasta 4.2 por ciento, y la tasa de desempleo prevista para finales de este año aumentó.

A su vez, dos funcionarios adelantaron a 2022 su calendario previsto para elevar ligeramente el tipo de interés de referencia a un día de la Fed desde el actual nivel cercano a cero, lo suficiente para elevar la proyección media a 0.3 por ciento para el próximo año.