Más de 11 millones de personas vieron el debate por televisión: INE
23 abril, 2018
Detienen a segundo implicado en robo a Servicios de Salud en Soledad
23 abril, 2018

Industriales mexicanos podrán usar nombres originarios de quesos

Con los acuerdos comerciales entre México y la Unión Europea, los quesos podrán conservar su nombre de origen. Foto Cuartoscuro

Susana González G. 

Ciudad de México. La Cámara Nacional de Industriales de la Leche (Canaliec) aseveró que en la renegociación del Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y México (TLCUEM) se logró acotar la total apertura en la importación de lácteos que demandaba la Unión Europea y los productores mexicanos de queso podrán utilizar “libremente” los nombres de «manchego», “parmesano”, “gruyere”, “gouda”, “edam”, “emmental”, “provolone”, “brie”, “camembert” y “mozzarela”, indicaciones greográficas que aunque protegen a los quesos originarios de varios países europeos ya se han popularizado en México.

Ambos temas preocupaban al sector por la “fuerte ofensiva” que protagonizó la Unión Europea al respecto durante el proceso de modernización del TLCUEM, vigente desde el año 2000 y cuya negociación concluyó el fin de semana al alcanzarse “un acuerdo en principio” entre ambas partes, tras casi dos años de conversaciones.

Sobre las importaciones de productos lácteos europeos, la Canaliec sostuvo que las organizaciones de la cadena productiva lograron con el equipo negociador del gobierno federal “una apertura acotada mediante cupos”.

La UE pretendía que se le otorgara una “apertura total” en materia de quesos duros pero en lugar de ello México le concedió un cupo libre de arancel de tan sólo 6 mil toneladas anuales que subirá paulatinamente hasta llegar a las 20 mil toneladas.

Para la leche en polvo, el cupo de importación para los europeos será de 30 mil toneladas anuales para crecer hasta un máximo de 50 mil toneladas en 5 años.

“Estos cupos finales representan el 16 por ciento de lo que México importa actualmente de quesos y el 15 por ciento de lo que importa de leche en polvo”, precisó la cámara.

Puntualizó que los resultados favorables obtenidos en la renegociación del TLCUEM permitirán al sector seguir desarrollandose y recordó que actualmente aporta 17 por ciento del valor de la producción pecuaria nacional y 10 por ciento del producto interno bruto (PIB) de la agroindustria, además de que genera 600 mil empleos de manera directa y más de un millón de manera indirecta.

En cuanto a las llamadas indicaciones geográficas que protegen los quesos que se han producido originalmente en ciertas zonas europeas, la Canaliec indicó que las reconocen y respetan “y es por eso que no nos oponemos a que en los nombres de quesos que no han llegado a ser comunes en nuestro país y en los que no hay derechos adquiridos se otorguen en exclusividad a la Unión Europea, siendo 47 en total”, precisó.

Según el organismo, sus representantes y asesores estuvieron presentes en el llamado “cuarto de junto” durante la ronda de cierre del TLCUEM, atendiendo las consultas del equipo negociador de México.

“El sector lechero fue el último tema que se abordó en estas negociaciones debido a la alta sensibilidad que representa en nuestro país, frente a una fuerte posición ofensiva de la Unión Europea en materia de indicaciones geográficas y acceso al mercado mexicano”, sostuvo.

La Caniliec celebró los resultados alcanzados en la negociación y calificó como “un gran logro el que se haya podido conservar el nombre del queso “manchego” de uso libre en México cuando se trate de un queso elaborado con leche de vaca, sin dejar de reconocer el uso exclusivo de ese término a la UE cuando se trate de un producto madurado elaborado con leche de oveja”.

Lo mismo sucederá con los nombres de otros quesos cuando se utilicen de manera sencilla y no multicompuesta para no evocar quesos europeos, como son los casos del parmesano, gruyere, gouda, edam, emmental, provolone, brie, camembert y mozzarela, explicó.

La cámara lechera también informó que el gobierno federal se comprometió a impulsar una agenda interna para mejorar la competitividad del sector lácteo ante la mayor apertura y que, entre otros temas, incluye un programa de promoción del consumo de lácteo en el país.

JSL
JSL