Resoluciones de CEAV, a favor de familiares de niños de Guardería ABC
1 diciembre, 2020
Estima ONU 35 mil mdd en ayuda humanitaria por pandemia
1 diciembre, 2020

Inician el peso y BMV con ganancias en diciembre

El tipo de cambio interbancario cerró la primer sesión del mes con una apreciación de 0.56 por ciento u 11 centavos al cotizar en 20.03 pesos por dólar. Foto Afp / Archivo

Braulio Carbajal

Ciudad de México. El peso y la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) comenzaron diciembre con números positivos debido en parte a mayor optimismo de los inversionistas al observarse avances en la cura contra el Covid-19 y ante la posibilidad de que se aprueben apoyos fiscales en Estados Unidos.

De acuerdo con el Banco de México, el tipo de cambio interbancario cerró la primer sesión del mes con una apreciación de 0.56 por ciento u 11 centavos al cotizar en 20.03 pesos por dólar, con lo que borró la pérdida del lunes.

En tanto, la BMV presentó una ganancia significativa de 2.67 por ciento, cerrando en 42 mil 895 puntos, lo que equivale a una pérdida de 1.48 por ciento en el acumulado del 2020.

En la sesión, el índice alcanzó un máximo de 43 mil 204 puntos, nivel no visto desde el 4 de marzo pasado. Desde su punto mínimo en el año, alcanzado el 3 de abril, el índice se ha recuperado en 31.97 por ciento.

Al interior, se registraron ganancias en 25 de las 35 emisoras, lideradas nuevamente por algunas de las que peor desempeño habían mostrado en meses previos, como OMA (12.95 por ciento), Cemex (8.91), Grupo Carso (6.30) y Banorte (5.68 por ciento).

Según analistas, el avance del peso y la BMV se debe al optimismo relacionado con la probable disponibilidad de una vacuna contra el Covid19 en las próximas semanas.

Durante la mañana se dio a conocer que Pfizer y BioNTech han pedido autorización para la distribución de su vacuna en la Unión Europea y han señalado que la distribución podría iniciar de forma inmediata.

Otro factor es que en Estados Unidos, un grupo de legisladores de ambos partidos (republicanos y demócratas) propusieron un paquete de estímulos de 908 mil millones de dólares con el objetivo de reiniciar el proceso de negociaciones que ha estado estancado desde agosto.

Aunque esta propuesta no ha recibido el respaldo de los líderes en el Senado ni en la Cámara de Representantes, el tema de un nuevo paquete de estímulos vuelve a ser centro de atención para los mercados financieros.