España detiene a cerebro financiero del caso Petrobras
22 noviembre, 2016
Han recibido $80 millones en pensiones seis ministros en retiro
22 noviembre, 2016

La devaluación de monedas de AL diluyó el impulso de exportaciones

Cotización peso dólar ayer en casas de cambio de la Ciudad de México. Foto Carlos Ramos Mamahua

Susana González

La depreciación o devaluación frente al dólar de las monedas de países de América Latina, incluido el peso mexicano, solía impulsar sus exportaciones, en particular las manufactureras. Sin embargo, ese efecto parece haberse diluido, sobre todo en naciones que están muy integradas a las cadenas globales y tienen a Estados Unidos como principal comprador, advirtió el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El organismo dio a conocer la primera evaluación sobre los efectos recientes que ha tenido la apreciación del dólar en las exportaciones de 15 naciones latinoamericanas y sus 49 principales socios comerciales, pero los últimos datos que analiza son de mayo de 2016, antes de la volatilidad en el tipo de cambio que generó en muchos países la campaña de Donald Trump en Estados Unidos, y su reciente triunfo en la elección presidencial.

Los resultados indican que, en promedio, entre 2003 y 2015 una depreciación real de un punto porcentual generó un aumento de 0.9 por ciento en las exportaciones totales de América Latina, pero en el caso específico de las exportaciones manufactureras el aumento promedio fue de 1.2 por ciento, precisó el BID.

El análisis ofrece resultados diferenciados tanto por tipo de exportación (por sector o bien intrarregionales o extrarregionales) como por periodos. La estimación por periodos indica que el efecto de las depreciaciones ha disminuído y, en algunos casos, desapareció en los últimos años, destacó.

Entre 2003 y 2008 una depreciación de un punto porcentual impulsó las exportaciones totales con socios extrarregionales en 2.5 por ciento, y las de tipo manufacturero hasta 3 por ciento, pero para el periodo de 2009 a 2015 el efecto de las sobre las exportaciones totales desapareció y se redujo a 0.9 por ciento en las manufactureras.

Similar tendencia tuvieron las exportaciones interregionales, es decir, entre países latinomericanos, ya que de 2003 a 2008 por cada punto de depreciación las exportaciones totales crecieron 3 por ciento y las de manufacturas 3.4 por ciento. Pero para el siguiente periodo, de 2009 a 2015, el aumento sólo fue de 0.4 por ciento en las exportaciones generales intrarregionales y de 1.2 por ciento en las manufactureras.

El BID puntualiza que la mayoría de las monedas latinoamericanas han sufrido recientemente marcadas depreciaciones frente al dólar, y ello coincide con la contracción en la que actualmente se encuentra el comercio mundial.

Las depreciaciones siempre se vieron como un estímulo para las exportaciones, particularmente las manufactureras, pero alertó que sobre todo en el comercio intrarregional la configuración actual de los tipos de cambio reales no favorece las perspectivas de expansión y diversificación de las exportaciones. Además, la volatilidad de los tipos de cambio representa un riesgo adicional en el actual contexto de incertidumbre macroeconómica.

De julio de 2014 a mayo de 2016 prácticamente se depreciaron todas las monedas latinoamericanas, con excepción de las de Guatemala y Costa Rica. Las mayores depreciaciones se observaron en Argentina (73.9 por ciento), Colombia (59.6), Brasil, (59.3), México (39.1), Paraguay (31.7) y Uruguay (36.6 por ciento), detalló el análisis del BID publicado este mes.