Respeto a las mujeres, condición para ser representante popular: Segob
18 febrero, 2021
Cambio por San Luis pide evitar caer en “trampas electorales”
18 febrero, 2021

Lenta recuperación por incertidumbre y cambio de políticas: BBVA

La economía mexicana tiene una recuperación más lenta a la esperada debido a que en el país persiste un entorno de incertidumbre por las decisiones que ha tomado el gobierno y que han provocado una caída en la inversión, afirmó BBVA. Foto Alfredo Domínguez / Archivo

Julio Gutiérrez

La economía mexicana tiene una recuperación más lenta a la esperada debido a que en el país persiste un entorno de incertidumbre por las decisiones que ha tomado el gobierno y que han provocado una caída en la inversión, afirmó BBVA.

“La continuación de cuestionables decisiones de política económica o la generación de incertidumbre asociada a continuas propuestas contraproducentes, se terminen implementando o no, ha propiciado un ambiente adverso para la inversión, lo cual queda en evidencia por la caída sostenida de ésta”, precisó en un estudio el área de análisis del banco.

Hacer cambios en las políticas de ciertos sectores no solo tiene un efecto negativo en el mismo, dijo, pues los estragos se extienden a otros segmentos de la economía.

“En México existe ahora un problema de inconsistencia temporal que genera incertidumbre y que ha limitado, limita y seguirá limitando la inversión, con independencia de la posición cíclica de la economía, y aun cuando en algunos trimestres se lograra superar la pandemia”, precisó.

BBVA detalló que las debilidades estructurales, los problemas de inconsistencia temporal y la persistencia de un entorno de incertidumbre para la inversión enmarcan un débil punto de partida para el crecimiento de la economía mexicana en el largo plazo, por lo que la recuperación es más lenta.

Precisó que uno de los problemas de inconsistencia es la caída del poder adquisitivo de las personas desde hace varios años y ahora se suma la baja respuesta fiscal que ha implementado el gobierno para hacer frente a los estragos de la pandemia.

En un entorno como el actual, en el que el país cuenta con estabilidad macroeconómica, “hay espacio fiscal para contratar deuda e implementar una respuesta fiscal, destinada a apuntalar el sector salud, dar ayudas a los que perdieron sus fuentes de ingresos y proteger la estructura productiva de la economía”.

En el largo plazo, puntualizó, el entorno para la inversión será un factor determinante para la actividad económica, por lo que fomentar políticas públicas que promuevan el estado de derecho y la certidumbre jurídica en contratos será clave para impulsar el crecimiento potencial de la economía.

“La importancia de la inversión como factor de crecimiento no es solo su contribución contemporánea al Producto Interno Bruto (PIB), sino también su papel como detonante de crecimiento en el largo plazo”, refirió.

En un entorno de incertidumbre, agregó BBVA, los rendimientos de la inversión o de aquellas actividades que contribuyen a elevar la producción total son bajos y si el cumplimiento de los contratos está en duda, o si la interpretación que los tribunales hacen de ellos es impredecible, los proyectos de inversión a largo plazo resultan menos atractivos.

“Es imprescindible que el fortalecimiento del tejido de instituciones y políticas públicas favorezca no solo la acumulación de capital físico, sino humano”, añadió el banco.