México y Argentina pactan enfrentar aumento de precio en alimentos
26 mayo, 2022
Muere el actor Ray Liotta en República Dominicana
26 mayo, 2022

Mejora Moody’s estimación del PIB de México a 1.8% desde 1.1

Los analistas de la firma prevén como el escenario más probable que la inflación disminuya en el transcurso de este año y el próximo. Foto Roberto García Ortiz / Archivo

Dora Villanueva

En medio de recortes a sus previsiones de crecimiento para la veintena de economías más grandes del mundo, Moody’s mejoró sus estimados para México. Fue el único país que vio una revisión al alza, “reflejando datos entrantes mejores a los esperados y el aumento en la actividad del sector de servicios”, reportó la calificadora de riesgo.

La firma mejoró a 1.8 por ciento su perspectiva de crecimiento para 2022, respecto a 1.1 por ciento que previamente estimó para México Sin embargo, advirtió que una débil demanda interna, parcas perspectivas de inversión y el crecimiento limitado de la productividad limitarán el potencial del país en el mediano plazo. Para el próximo año calcula una expansión de 2 por ciento.

“Esperamos que la recuperación en el sector de servicios continúe en el trimestre actual. Sin embargo, los desafíos de la inflación están mermando el poder adquisitivo de los hogares y las interrupciones en la cadena de suministro resultantes de los cierres de China limitarán la manufactura”, abundó en un reporte a inversionistas.

México fue el único —entre la veintena de países que en conjunto representa 85 por ciento de la economía mundial — que tuvo una revisión al alza en sus estimados, siete pasaron por recortes y el resto se mantuvo sin cambios. En suma, Moody’s rebajó de 3.6 a 3.1 por ciento sus perspectivas de crecimiento para el G20.

“Los principales impulsores de la desaceleración de la economía son los continuos shocks de oferta que están avivando la inflación y erosionando el poder adquisitivo de los consumidores, así como un cambio hacia una política monetaria más agresiva a nivel mundial, acompañado por la volatilidad de los mercados financieros, la revalorización de los activos y condiciones crediticias más estrictas”, explicó.

El principal socio comercial de México, Estados Unidos, tuvo una rebaja en los estimados de Moody’s. Pasó de 3.7 a 2.8 por ciento para este año; para el próximo la previsión se redujo de 2.5 a 2.3 por ciento. El ajuste refleja el “desempeño de crecimiento mediocre en el primer trimestre y una normalización más rápida del consumo privado y la inversión empresarial, a medida que madura el ciclo económico”.

Los analistas de la firma prevén como el escenario más probable que la inflación disminuya en el transcurso de este año y el próximo, “no obstante podrían persistir durante varios meses más, debido a los elevados precios de la energía y los alimentos, los altos costos de los insumos y las interrupciones en la cadena de suministro de China”.

Entre las economías emergentes, se espera que durante 2022 China e India crezcan 4.5 y 8.8 por ciento, respectivamente. Ambas tuvieron un recorte en la calificación. Y en lo que hace a países de América Latina, tanto en Brasil como Argentina, no hubo cambios en la previsión de este ni el próximo año.

En Brasil, donde el estimado de crecimiento es de 0.1 y 1.2 por ciento para 2022 y 2023, respectivamente, los datos han sido mixtos; mientras que la ganancia de los precios más altos de las materias primas ha beneficiado las perspectivas económicas, “el impulso subyacente en la economía nacional se ha mantenido débil y está amortiguado aún más por la inflación implacable y el aumento de las tasas de interés”, explicó Moody’s.

En Argentina, donde se espera una expansión de 2.8 por ciento en 2022 y de 1.9 por ciento en 2023, la calificadora consideró que los efectos base se diluirán y los desequilibrios macroeconómicos seguirán en aumento.